04 de agosto de 2020
04.08.2020
La Opinión de A Coruña

La antigua sala de fiestas Eva, en el centro de Arteixo, será demolida

El edificio está abandonado desde hace al menos treinta años y se encuentra en estado precario, según reconoce el Concello

04.08.2020 | 01:24
Antigua sala de fiestas Eva, en Arteixo.

La antigua sala de fiestas Eva, una edificación en pleno centro de la capital municipal de Arteixo que está abandonada desde hace al menos tres décadas, será demolida en los próximos meses. Los propietarios han solicitado al Concello la licencia de demolición del inmueble. La obra tiene un coste de 29.000 euros y el plazo para iniciarla será de tres meses para empezarla, según confirman fuentes municipales.

El edificio, que se encuentra situado entre las calles Ría de Ferrol y Ría de Viveiro, se encuentra en mal estado. Ya hace tres años el tejado se desprendió de noche, aunque los escombros cayeron hacia el interior. La historia de esta sala de fiestas se remonta a 1968, cuando fue inaugurada por parte de Manuel Díaz, conocido como Manolo de Eva, según recoge el historiador local Xabier Maceiras en su blog Crónicas de Arteixo. Sin embargo, desde al menos tres decenios está completamente abandonada.

El concejal de Urbanismo, Alberto Castro, explicó en un pleno celebrado la pasada semana que, después de años de negociaciones, la propiedad "no llegó a un acuerdo" con el Concello para una cesión que permitiese que el solar quedase para uso de los vecinos. "Tenían unas pretensiones más altas de las que se le podían ofrecer", aseguró el edil. La licencia será concedida en las próximas semanas. Alberto Castró también señaló que la edificación está en una situación "bastante precaria".

El Gobierno local anunció hace tres años que estaba dispuesto a hacerse cargo de la demolición de la antigua sala de fiestas Eva a cambio de que los dueños cedan parte del solar para abrir un vial que comunique las calle Ría de Ferrol y Ría de Viveiro y crear un aparcamiento. Entonces el Concello habló de un posible convenio para poder hacer realidad esta actuación. Estas negociaciones fracasaron.

El alcalde, Carlos Calvelo, plantea ahora que los propietarios cedan el suelo para poder habilitar un aparcamiento, ya que en esta zona las plazas para estacionar escasean. A cambio, los propietarios quedarían liberados de pagar el Impuesto de Bienes Inmuebles (IBI). "Vamos a hablar con los propietarios", asegura el regidor. Esta actuación, si sale adelante, mejoraría la conexión de las calles Ría de Ferrol y Ría de Viveiro, para tránsito peatonal como para los vehículos.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
esquelasfunerarias.es