11 de septiembre de 2020
11.09.2020
La Opinión de A Coruña

Oleiros, en alerta y con multas por un 'boom' de vertidos desde junio

Congeladores, escombro, cartones y motos, por todo el concello

11.09.2020 | 00:47
Dos arcones congeladores, ayer en la rúa Areal en Perillo.

Dos arcones congeladores, uno de helados como el que se puede ver en cualquier bar, descansaban ayer colocados junto al contenedor de orgánico, en medio de la curva de la rúa Areal en Perillo. Es uno de los casos más extremos que se han visto en los últimos meses en Oleiros, un municipio donde el boom de la construcción parece que lleva aparejado otro de residuos y vertederos. El propio alcalde, Ángel García Seoane, alertó ayer contra este alarmante incremento de incivismo (que puede acarrear pérdidas de residuos peligrosos, como pueden ser los congeladores) y reconoció que se tiene constancia de "un montón de vertidos". Sobre todo desde el final del confinamiento.

El alcalde, Ángel García Seoane, anunció ayer que el Concello localizó hace poco al responsable de un vertido de todo tipo de residuos en Nós, al que multarán con 3.000 euros. quien agregó también que espera pillar también a la persona que "todos los fines de semana" arroja grandes cajas en la urbanización Obelisco, de las de reparto de la compra de un supermercado. "Si no nos dice quién es multaremos al supermercado", aseguró el regidor, quien destacó que también han aparecido muchos residuos arrojados en los montes, "lindando con Sada".

La pasada semana Seoane alertaba contra varios vertidos en Broño y en A Besta (Mera), la mayoría de restos de obras, pero también había en un caso una motocicleta desmontada.

En la urbanización Meixonfrío de Santa Cruz, justo tras el desconfinamiento, se produjo un vertido masivo de cartones que atestaron toda una calle en esta zona que está empezando a ocuparse de nuevos residentes tras finalizar varias promociones de viviendas.

Vandalismo en Dexo

El alcalde de Oleiros también denunció ayer un acto de vandalismo, realizado durante varios días en la última semana, en la parroquia de Dexo, concretamente en las calles Canle y Torrelos, desde la iglesia hasta la estatua de los Delfines.

"Arrancaron todas las señales y las destrozaron, todas las indicativas e informativas. Y no fue nadie de fuera, son de Dexo. Las fincas de cada uno son privadas, pero los caminos son de todos", recordó el primer edil.

Niños al jardín

Seoane también anunció ayer una buena noticia para los alumnos del colegio Juana de Vega de Nós: tras la demanda de padres y directiva, abrirá una parte del parque de la Finca Tenreiro para que puedan acudir los escolares. La demanda de cubrir el patio de Infantil la trasladará a la Xunta.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
esquelasfunerarias.es