24 de septiembre de 2020
24.09.2020
La Opinión de A Coruña

La vuelta al trabajo presencial abre otro frente entre plantilla y Concello de Sada

Secretaría cuestiona varios extremos del protocolo de Sada, que desata las quejas de CSIF y CCOO - Portela dice que es negociable

24.09.2020 | 01:32
Benito Portela.

El protocolo de reincorporación del personal del Concello de Sada ha abierto otro frente entre el Gobierno local y la plantilla tras los tiras y aflojas de las últimas semanas por la falta de Policía Local. El CSIF, sindicato mayoritario, emitió ayer un comunicado en el que denuncia el "caos" e informa de que ha presentado denuncias ante Inspección de Trabajo y la Fiscalía por vulneración de los derechos laborales o carencias en las medidas de seguridad. Una de las denuncias, de un trabajador a nivel particular, ha sido trasladada por la Fiscalía al juzgado. Comisiones Obreras también se ha sumado a las críticas y alerta de "múltiples deficiencias" en el protocolo de reincorporación.

El Concello celebró el lunes una reunión del comité de seguridad y salud en el que se abordó la aprobación por parte de Alcaldía (Sadamaioría) de este protocolo. Según denuncia el CSIF, varios integrantes del Gobierno local, en concreto de Alternativa dos Veciños y BNG, dieron la razón al sindicato en sus críticas y la propia secretaria municipal cuestiona en varios de sus extremos.

La resolución de Alcaldía, que recoge la propuesta de la concejala de Personal, Pilar Taibo, establecía la reincorporación al puesto de trabajo en la modalidad presencial en los horarios habituales a partir del 16 de septiembre, aunque daba la posibilidad de que en aquellos departamentos en que se hubiese optado por el teletrabajo y que hubiesen funcionado de "modo óptimo", los empleados pudiesen organizarse internamente y teletrabajar hasta dos días a la semana siempre y cuando se garantizase la atención presencial.

La circular daba también la opción de que el personal solicite una adaptación de horario por razones de conciliación "debidamente justificadas". El Ejecutivo establecía además que con la entrada en vigor de este protocolo los servicios recuperarán la atención habitual, sin cita previa. La resolución de Alcaldía apuntaba también a la convocatoria de una mesa de negociación para abordar además la implantación de la jornada de 37,5 horas semanales (ahora está en 35) y un reglamento del teletrabajo.

La resolución no solo ha suscitado las quejas del personal. La secretaria municipal también ha expresado sus dudas sobre el protocolo. Afirma que se trata de unas medidas "que no fueron negociadas" y que, "por las prisas en llevarlas a cabo, carecen de cobertura para diversas situaciones". La habilitada nacional considera que el decreto establece excepciones al trabajo presencial "inconcretas y ambiguas" y medidas que pueden "generar un caos" y considera además que el Concello, al no concretar las condiciones que se deben cumplir para reclamar una adaptación horaria, da pie a la discrecionalidad en su concesión. Alerta además de que empleados especialmente vulnerables pueden quedar desprotegidos hasta que se proceda a su evaluación dado que, afirma, se están incumpliendo "la mayoría" de las medidas sanitarias.

A consulta de este diario, el alcalde, Benito Portela, que no asistió al comité de seguridad y salud, admitió que el protocolo "puede tener errores", pero recalcó que es negociable y que lo que se pretende es ofrecer una correcta atención al ciudadano "garantizando la seguridad de todos los trabajadores". Portela sostuvo que el Ejecutivo es "flexible" en la aplicación de las medidas y apuntó a la necesidad de dar "un servicio de calidad" al ciudadano que, remarcó, no siempre tiene acceso a la administración electrónica. El regidor incidió ademas en que la vuelta al trabajo presencial es obligada ya por normativa estatal al haber transcurrido ya tres meses del estado de alarma, apuntó a la necesidad de velar por un reparto "equitativo" del trabajo y se mostró sorprendido por la afirmación de la secretaria de que no se cumplen la mayoría de las medidas de seguridad: "Que especifiquen qué es lo que no se cumple", invitó.

La concejala María Nogareda, de Alternativa dos Veciños, que sí asistió al comité, calificó de "lógicas" y "viables" las inquietudes manifestadas por los trabajadores": "Tomamos nota y vamos a poner los medios para que se solventen", afirmó.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
esquelasfunerarias.es