Vecinos plantarán trigo “do país” en Dexo para recuperar biodiversidad e historia

Recuperarán terrenos sin uso en el Monumento Natural para que las aves tengan alimento, tras notar su menor presencia | Están en el Proyecto Libera con SEO/Birdlife y Ecoembes

'Peneirando' en una Festa da Malla en Dexo en 1996.  | // ASOCIACIÓN DE VECIÑOS DE DEXO

'Peneirando' en una Festa da Malla en Dexo en 1996. | // ASOCIACIÓN DE VECIÑOS DE DEXO / Marta Villar

Esta es la historia de cómo una comunidad rural decide contribuir a cambiar el mundo con una idea tan sencilla como impactante, tan humilde como conmovedora, demostrando que la sociedad civil siempre va muy por delante de las instituciones públicas. La Asociación de Veciños San Antón de Dexo en Oleiros quiere recuperar la tradición de la Festa da Malla, que se celebró en estas pequeña parroquia hasta finales de los noventa; quiere recuperar el cultivo del trigo do país; quiere recuperar las aves que echan de menos en los montes del Monumento Natural Costa de Dexo-Serantes y por eso cultivarán el trigo para que se alimenten; quiere enseñar a las niñas y niños cómo era antes la vida en el rural gallego y que la aprecien; y quieren luchar contra el abandono de las tierras y de las zonas rurales.

“Cuando yo era niño recuerdo que en esta zona de Dexo oía a las codornices, tórtolas, un montón de sonidos de pájaros, y veía mariposas. Hoy apenas oyes nada. Por eso queremos plantar trigo, que las aves tengan comida para que vuelvan, plantar flores, favorecer que haya abejas, favorecer la biodiversidad”, explica Javier Río, integrante de la asociación vecinal que está organizando esta iniciativa que quiere evitar la Primavera silenciosa de la que advertía la bióloga y zoóloga Rachel Carson en 1962. Esta acción forma parte del Proyecto Libera de la ONG SEO/BirdLife en alianza con Ecoembes, que cada año selecciona iniciativas locales para sus Apadrinamientos de espacios naturales, otorgando pequeñas ayudas, como la recibida por la entidad de Dexo.

“El Centro de Investigacións Agrarias de Mabegondo nos da un saco de trigo do país, que hoy es difícil de encontrar aunque ahora ya se vuelve a cultivar para hacer pan gallego. Queremos empezar con una hectárea, estamos hablando con vecinos que tienen terrenos abandonados, con maleza, para que nos dejen limpiarlos y plantar el trigo entre mediados de enero y mediados de febrero, que sería la época idónea según nos han dicho desde el centro de Mabegondo”, añade Javier.

‘Peneirando’ en la malla de Dexo en 1996.   | // ASOCIACIÓN DE VECIÑOS DE DEXO

Malla a mano con ‘manlles’, en los años noventa en Dexo, en una Festa da Malla. | // ASOCIACIÓN DE VECIÑOS DE DEXO / Marta Villar

Utilizando una variedad autóctona, recuperando tierras hoy sin uso, y restaurando la historia y la etnografía. Porque Dexo, una parroquia de 1.300 habitantes, recreaba hasta finales de los años noventa del siglo pasado una Festa da Malla, en la que representaba la siembra y malla del trigo, una actividad que promovió la anterior presidenta de la asociación vecinal, Dolores Barreiro, como destaca la actual directiva.

La entidad conserva de aquellos años, entre 1990 y 1997, fotografías de estas fiestas, los vecinos peneirando, mallando a mano con los manlles, guardando el grano en las artesas.

“También nos gustaría colocar algunas colmenas, que se animase algún apicultor, y si nos llega la subvención que nos dieron, también queríamos realizar unos obradoiros con escolares, para que viesen cómo se hacía antes el cultivo del trigo y que también se preocupen desde pequeños por cuidar la naturaleza”, señala Isabel Fernández, presidenta de la entidad vecinal.

Dolores Barreiro, antigua presidenta de la asociación, con un ‘monllo’ de trigo en una de las fiestas .  | // AVD

Dolores Barreiro, antigua presidenta de la asociación, con un ‘monllo’ de trigo en una de las fiestas . | // AVD / Marta Villar

Los vecinos ahora están buscando también “gente mayor” que sepa cómo se cultivaba el trigo para enseñar a los demás. Es una incógnita qué tal saldrá la cosecha. Una parte quedará para alimento de las aves, otra se cogerá para hacer pan do país. Son algunas de las ideas de la asociación, que desearía tener de forma permanente una pequeña parcela solo para el aprendizaje de las niñas y niños. “No tenemos afán de lucro, así que lo que salga. En principio la variedad de trigo que vamos a plantar es la Caaveiro”, apunta Javier.

Dexo, la parrroquia más rural de un municipio tan urbanizado como Oleiros, tiene una fuerte conciencia de conservación de la Naturaleza y del patrimonio natural que tienen más cerca, el paisaje costero protegido del Monumento (desde el año 2000). Por eso también promueven actividades de eliminación de basura en estos entornos.

Este sábado día 11 han organizado una recogida de basura bajo el lema: Non é o teu lixo pero é o teu problema. No sólo se retirarán residuos en el monte, también se hará un estudio científico: qué tipo de basura se encuentra (plásticos, latas, colillas, etc), en qué cantidad. Dentro de su colaboración con el Proyecto Libera, este análisis se unirá a otros por toda España para contar con una base de datos. Se “medirá” la cantidad de basura. La inscripción está abierta.