Kiosco

La Opinión de A Coruña

El Concello de Bergondo y vecinos reclaman mejoras en la seguridad en Fiobre tras varios accidentes

Todos los grupos se unen para demandar un paso seguro o un radar | La Xunta alega que no se dan las condiciones para el paso de peatones

La carretera AC-164 a su paso por el núcleo de Fiobre, con la marquesina en primer término. | // LA OPINIÓN

El Concello de Bergondo aprobó en el último pleno por unanimidad una moción de Alternativa dos Veciños que se transformó en declaración institucional para exigir a la Xunta mejoras en la seguridad en la carretera AC-164 a su paso por el núcleo de Fiobre. La demanda no es nueva. Los residentes en esta localidad y el Gobierno local reclaman desde hace ya tres años una actuación en este tramo, en el que se han registrado varios accidentes y un atropello grave a la altura de la parada del bus.

La necesidad de actuar en este tramo ha sido refrendada por la Guardia Civil, que corrobora en un informa el incremento en la siniestralidad que ha registrado este punto.

La Xunta solo ha accedido de momento a rebajar el límite máximo de velocidad de 60 a 50 kilómetros por hora, el reglamentario para el paso por núcleos de población, pero este cambio no se ha visto acompañado de una nueva señalización, lamentan desde el Concello bergondés que considera, además, insuficiente esta medida.

Todos los grupos de la Corporación municipal, PSOE, Alternativa dos Veciños, PP y BNG, instan a la Xunta a analizar la posibilidad de instalar un paso de peatones regulado por semáforo frente a la marquesina o un radar fijo, entre otras posibles soluciones.

De momento, su reclamación no ha tenido resultado. La Consellería de Infraestruturas se mostró contraria ya en el pasado a instalar un paso de peatones en este punto y alega que no se trata de un tramo urbano y que no cumple los requisitos establecidos por la ley.

Bergondo pide prolongar las bajantes del puente de O Pedrido para evitar “auténticos torrentes”

La mejora de la seguridad en la AC-164 a su paso por Fiobre no es la única demanda en materia viaria que el Concello ha trasladado a la Xunta. Todos los grupos con representación en el Ayuntamiento (PSOE, Alternativa, PP y BNG) instan a la Xunta a analizar también la posibilidad de prolongar las bajantes de agua del puente de O Pedrido que desaguan la calzada para evitar los daños que se originan los días de fuertes lluvias en propiedades privadas y en la carretera situados debajo del puente.

El Concello afirma que la altura actual, “a todas luces exagerada”, hace que en días de lluvia se registren “auténticos torrentes” que causan enormes socavones en el vial y daños en propiedades.

Compartir el artículo

stats