Kiosco La Opinión de A Coruña

La Opinión de A Coruña

Cerca de un millar de personas se unen contra la “depredación energética”

Denuncian que la proliferación de proyectos de macroparques eólicos afecta en especial a zonas rurales, varias en concellos del área y la Reserva de Biosfera de As Mariñas

26

Manifestación en A Coruña contra los parques eólicos Arcay | Roller Agencia

Cerca de un millar de personas participaron ayer en una movilización contra los macropolígonos industriales eólicos en A Coruña. Bajo el lema O pobo galego unido contra a depredación enerxética, colectivos sociales y plataformas de la provincia y de Galicia marcharon desde la Delegación del Gobierno hasta la plaza María Pita para denunciar la proliferación de proyectos de energía eólica en Galicia, con la construcción de 180 polígonos eólicos en Galicia y la tramitación de otros 56. La iniciativa buscaba también dar visibilidad en la ciudad al incremento de estas iniciativas, que afectan sobre todo a entornos rurales.

En el área de A Coruña, las denuncias de fragmentación de macroparques y del incremento de estos proyectos ha generado gran contestación vecinal, la creación de plataformas y la llevado a presentar alegaciones a varios concellos y a la Reserva de Biosfera Mariñas Coruñesas e Terras do Mandeo.

Participantes en la protesta, ayer, en A Coruña. | // ARCAY/ROLLER AGENCIA

O capital bótanos do rural. Así non”, denunciaban manifestantes con un cartel en una de las maletas que circularon por la ciudad en un símbolo de la amenaza de éxodo que se cierne sobre sus vidas. “Enriba das casas, nin muiños nin aspas”, reclamaban dos niños en sendas pancartas. Una bicicleta con una reproducción de un molino de viento a modo de mástil demandaba en un escrito sobre la rueda trasera “aldeas libres de macroeólicos”.

Los convocantes denuncian “la existencia de una estrategia para legalizar la depredación territorial” que busca “la participación social y dificultar el acceso a la información, al servicio de la rápida expansión de estas megaconstrucciones”. Inciden en la afección al rural: el 85% de los aerogeneradores construidos o diseñados, el 81% de la superficie de los industriales y el 81% de las líneas de alta tensión se ubican en poblaciones de menos de 5.000 habitantes. Esto suscita “una creciente preocupación social y un aumento exponencial del número de personas directamente amenazadas por las expropiaciones de suelo y vivienda”, así como el “deterioro irreversible de su entorno de vida”, advierten.

Según el Informe Macroeólicos Galicia (IMG), elaborado por entidades sociales y presentado a principios de año, 330.831 viviendas estarían a menos de dos kilómetros de un aerogenerador y 13.122 de ellas, a menos de 500 metros. Además, 2.522 aerogeneradores quedarían dentro de áreas vinculadas a la Red Natura 2000, el 19,2 % dentro de la superficie de los montes vecinales y el 11,5 % dentro de tierras de cultivo.

Compartir el artículo

stats