24 de mayo de 2014
24.05.2014
La Opinión de A Coruña

El plan de la sardina propuesto por Bruselas dejaría a España con solo el 28% del cupo

El sistema planteado por la CE da a Portugal el 72% de las posibilidades de pesca n Este es el motivo de que el Gobierno apueste por una alternativa de gestión luso-española

24.05.2014 | 00:49
Un grupo de marineros del cerco descarga sus capturas en un puerto gallego. | jesús de arcos

Entre las propuestas que la Administración pesquera española baraja con el sector para establecer un plan de gestión de la sardina en aguas ibéricas -Galicia, Cantábrico, golfo de Cádiz y Portugal- que evite la imposición por Bruselas de un Total Admisible de Capturas (TAC) de 17.000 toneladas a repartir entre las flotas de España y Portugal, ayer se conoció que la flota española saldría enormemente perjudicada en un posible reparto unilateral que ordenase Bruselas.

Y es que, según concretó el presidente de la Federación Nacional de Cofradías de Pescadores, el gallego Genaro Amigo, de imponer la CE el TAC ante la falta de un plan acordado entre España y Portugal, el país vecino recibiría el 72% del cupo de sardina y la flota española solo el 28%. En números concretos, el reparto se traduciría en 12.240 toneladas para los pescadores portugueses -un centenar de barcos- y solo 4.760 toneladas para la flota española, integrada por 330 cerqueros, 155 de ellos gallegos.

Las 17.000 toneladas que impondría Bruselas son justo la recomendación científica emitida para este año por el Consejo Internacional para la Exploración del Mar (CIEM o ICES, por sus siglas en inglés), en 2013 tras constatar los peores datos biológicos del recurso desde finales de los años 70 y que los estudios de este año tampoco aprecien mejoría. Pero, en aquella ocasión, el ICES atribuía a la flota portuguesa el 57,7% de las 55.000 toneladas de sardina pescadas por España y Portugal en 2012 y a la española el 42,3%. En concreto, 31.583 toneladas a Portugal y 23.275 a España. Es decir, que los últimos datos de capturas de ambas flotas están muy lejos, y en detrimento de España, del reparto que ahora plantearía Bruselas.

Según trasladó el sector, en las discusiones acerca del plan de gestión de la sardina, Portugal argumenta derechos históricos por mayores capturas de la especie, que desde las cofradías y el sector del cerco se explican en el hecho de que ese país aplica desde hace pocos años medidas que los pescadores españoles pusieron en marcha hace mucho más tiempo, como topes diarios, menos días de faena o paros biológicos o protección de juveniles para proteger el recurso.

Para Genaro Amigo, el reparto que plantea Bruselas representaría "poner una soga al cuello al sector", bastante ahogado ya por la escasez de la cuota de caballa y por la reducción en jurel.

El reparto que propondría Bruselas fue comunicado por el Gobierno al sector, sin que nadie dude de que se trata de un argumento más para intentar "forzar" un acuerdo con el sector sobre un plan de gestión entre España y Portugal que permitiría aumentar las capturas a ambas flotas hasta las aproximadamente 20.000 toneladas.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook