09 de mayo de 2015
09.05.2015

La flota rechaza la entrada de lomos de atún de Tailandia, "que no controla la pesca ilegal"

La patronal pesquera recuerda que Bruselas amenazó al país con vetar sus productos por no luchar contra estas prácticas - Acusa a las conserveras de tener un doble rasero

09.05.2015 | 00:48
Trabajadoras de una fábrica de conservas gallega.

El enfrentamiento entre la patronal pesquera española y la industria conservera ante la posibilidad de incrementar las importaciones a la Unión Europea de lomos de atún sin aranceles procedentes de países asiáticos como Tailandia, China o Filipinas sigue activo. La Confederación Española de Pesca (Cepesca) se opone rotundamente a la petición de la Asociación Nacional de Fabricantes de Pescados y Mariscos (Anfaco) -que demanda un contingente de lomos de atún de 30.000 toneladas libres de impuestos- y, para reforzar su postura, recuerda la reciente advertencia de Bruselas a Tailandia de vetar sus productos pesqueros si no toma medidas para luchar contra la pesca ilegal.

Según los datos de la patronal, el 56% de las importaciones españolas acogidas a este contingente en el pasado ejercicio provinieron precisamente de este país asiático, también denunciado, recalcan, por prácticas de esclavitud a bordo de sus barcos.

"La sociedad española no puede permitirse consumir atún de bajo precio para satisfacer la presión comercial de las grandes superficies a cambio de pesca ilegal y prácticas de esclavismo laboral", declaró el secretario general de Cepesca, Javier Garat.

La patronal cifra en 10.321 toneladas los lomos de atún libres de aranceles importados por España en 2014, de las que 5.778 toneladas procedieron de Tailandia (56%), 1.929 de China (18,7%), 1.595 de Filipinas (15,45%) , 595 de Indonesia (5,76%), 412 de Vietnam (3,99%) y 12 toneladas de las Maldivas (0,11%).

Cepesca critica además la postura de las conserveras y la califica de "incoherente". "En las negociaciones comerciales con Tailandia o Vietnam la industria transformadora se muestra a favor de dejar las latas de atún fuera de los acuerdos por no cumplir con los mínimos deseables sociales o sanitarios y luego no quieren ver estas malas prácticas cuando se habla de los lomos para elaborar dichas latas", sentencia la patronal pesquera española en un comunicado.

Los armadores insisten también en que la materia prima existente -que proviene de la flota española, francesa y de los países con acuerdos preferenciales con la UE- es "más que suficiente" para garantizar el suministro a las fábricas "en cantidad y calidad". En este sentido, Cepesca sostiene que la industria conservera dispone de miles de toneladas de especies como el listado, el rabil y el patudo procedentes de países latinoamericanos y africanos, con los que la UE tiene un régimen preferente, libre de gravámenes en aduanas y con normas laborales e higiénico-sanitarias similares a las europeas.

Apoyo a las conserveras

Mientras, la Confederación de Empresarios de Galicia mostró a finales de abril su apoyo a la petición de la industria transformadora, un respaldo al que ayer se unió el PP gallego. Los populares sostienen que las conserveras gallegas serían las grandes beneficiadas esta medida, al aumentar la competitividad respecto a sus competidores asiáticos. "Se podrían mejorar incluso los más de 12.000 empleos directos que genera esta industria en la comunidad gallega", afirmó ayer el portavoz popular do Mar, José Manuel Balseiro, tras el encuentro que mantuvo con los representantes de Anfaco y en el que también participaron el resto de grupos parlamentarios. El diputado adelantó además que la Cámara gallega debatirá y votará el próximo miércoles (durante la celebración de la comisión de Pesca y Marisqueo) la iniciativa del PP que apoya el aumento del contingente de atún libre de aranceles.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook