08 de agosto de 2018
08.08.2018

Los científicos recomiendan subir la cuota de jurel al sur de Fisterra a su máximo histórico

Los expertos proponen un tope de 94.000 toneladas, un 70% más que este año - Señalan que la población desovante "está en su nivel más alto" n El sector lo celebra

08.08.2018 | 00:48

Los científicos del Consejo Internacional para la Exploración del Mar (ICES, por sus siglas en inglés) han dado una "muy buena noticia" al cerco y al arrastre gallego que faena en la zona IXa -entre Fisterra y el Golfo de Cádiz-. Los expertos encargados de entregar las recomendaciones a la Comisión Europea sobre las cuotas pesqueras sacaron un informe en el que apuestan por elevar el cupo de jurel para 2019 hasta las 94.017 toneladas. La cifra supone un 70% más que el año pasado, pero es que además se convierte en la mayor posibilidad de pesca para esta especie desde que hay datos de la actividad.

La recomendación realizada por el ICES de cara al reparto de cuotas de diciembre coincide con el informe publicado también este año por parte de los científicos. A petición de la Comisión Europea, analizaron el estado actual de la especie y concluyeron que las capturas podrían estabilizarse en unas 51.000 toneladas durante una década -incluyendo el año actual- y que esto no pondría en riesgo el futuro del recurso. Ahora el ICES señala que el stock goza de plena salud y apuesta por este incremento. "La verdad es que es muy buena noticia y creemos que incluso se podría aumentar algo más", resume el portavoz de la Asociación de Armadores de Cerco de Galicia (Acerga), Andrés García, mayoritaria en este segmento de flota en la comunidad.

El sector, sin embargo, está molesto con el tratamiento que se hace a la cuota de jurel. Y es que este año el cupo acordado en el seno de la Unión Europea para esta especie en la zona IXa disminuyó un 24% con respecto a 2017. "¿Y ahora en cambio dicen que puede incrementarse un 70%? ¿Por qué estos cambios tan grandes? No lo entendemos", critica García.

La realidad es que la Comisión Europea mantiene "una cruzada" por alcanzar cuanto antes el rendimiento máximo sostenible -RMS, previsto para 2020-, lograr que las pesquerías estén en el mejor estado posible de acuerdo a todos los datos históricos. Esto provocó decisiones difíciles de comprender tanto para el sector como para las administraciones española y gallega, con bajadas como la sufrida este año, que dejó 55.555 toneladas.

El ICES, en este sentido, señala en la recomendación que la mortalidad por pesca "ha estado por debajo del RMS en toda la serie histórica" y que el reclutamiento -cuando los peces jóvenes tienen la posibilidad de entrar en contacto con las artes de pesca- "ha estado por encima del promedio de series temporales desde 2011".

Acerga, además, recuerda que a día de hoy el jurel parece "escapar" de la flota, porque este año todavía no entró con la fuerza que debería cerca de la costa gallega. "El problema es que los científicos miran la situación del jurel en zonas más alejadas de la costa, que es donde no interesa a la flota. El jurel no da llegado a la zona que tiene que llegar para el cerco", comenta García.

El arrastre y el cerco gallegos, a la espera de lo que pueda dar de sí la cuota para 2019, están intentando aprovechar de la mejor manera posible las posibilidades que tienen para este año. Las lonjas de la comunidad gallega recibieron descargas de 10.735 toneladas hasta julio, lo que supone un 6% más que en el mismo período del año pasado. Respecto al valor alcanzado, el jurel logró unas ventas de 10 millones de euros, unos 300.000 euros más que el año anterior, según los datos recogidos en la Plataforma Tecnolóxica da Pesca, dependiente de la Consellería do Mar.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine