11 de agosto de 2018
11.08.2018

La expansión de la almeja japónica catapulta un 35% las ventas de bivalvos en una década

Las lonjas gallegas lograron 32 millones hasta junio - El valor de la especie creció 10 millones desde 2009 - El golpe al furtivismo luso a principios de año aupó el negocio

11.08.2018 | 01:06

El marisqueo gallego comenzó el año con unas ventas "muy buenas", como explicó el sector, tras el golpe al tráfico ilegal de almeja desde Portugal de comienzos de año. El operativo supuso un impulso para las ventas al incrementar la demanda, ayudado también por una difícil situación del marisqueo italiano, como señalaron algunos patrones mayores de cofradías. El volumen de negocio alcanzado en las lonjas de Galicia, cerrado el primer semestre, fue de más de 32,1 millones de euros en bivalvos, con la variedad de almeja como principal reclamo. Entre ellas sobresale la variedad japónica, que en los últimos diez años catapultó las ventas de este tipo de recursos un 35% en la comunidad.

El ritmo del comercio de bivalvos mantiene de esta forma el fuerte inicio de año, que dejó las mejores cifras en una década. Las lonjas de la comunidad recibieron 3.539 toneladas (casi un 5% más que en los seis primeros meses del año pasado) que alcanzaron un valor de 32,1 millones, un aumento del 20% respecto al mismo período de 2017. Del total, el 45% (14,4 millones) correspondió a la variedad de almeja japónica, que en una década aumentó 10 millones su volumen de negocio y pasó a dominar el negocio de bivalvos gallego, habitualmente en manos del berberecho o la almeja fina, que gozan de un precio medio más alto.

La patrona mayor de la cofradía de Vilanova, María José Vales -cuya lonja es junto a Noia, Campelo y Arcade la que más cantidad vente de esta especie- explica que el grueso de las cofradías decidió apostar por la expansión de la japónica debido a que "nunca falla". "La almeja babosa, por ejemplo, hay un año que está muy bien y puede desaparecer para el siguiente. La japónica no falla y tiene muy buena salida", indica Vales. El cambio en su cofradía fue evidente: pasaron de atravesar momentos difíciles por la falta de almeja en sus arenales a convertirse en uno de los referentes en Galicia.


Haz click para ampliar el gráfico

La patrona mayor de Arcade, Rita Míguez, compara a esta especie con el eucalipto: "Cuando la siembras es dura y está en todas partes". La almeja japónica es indispensable porque, como explica Míguez, "lo que inviertes sabes que los vas a recuperar". "Este año no bajó de los 10 euros el kilo. Sin duda es la reina porque berberecho no hay y la fina tiende a desaparecer", argumenta la líder del pósito de Arcade.

Otras especies

La japónica es la que más se vende, pero entre los bivalvos gallegos las siguientes en el ranking de los primeros seis meses del año son las variedades finas (4 millones de euros) y babosa (4,8). "La almeja fina tiene mucho precio, pero nunca se coge mucha", reconoce Vales. Y es que su precio medio se sitúa en los 28 euros el kilo, solo superada por la cadelucha (coquina), que llega a los 41 euros, pero de la que apenas se comercializaron unos cientos de kilos.

De proseguir este ritmo de captura y venta, y a la espera de la campaña de navidad, el marisqueo podría cerrar el año con cifras récord. En el horizonte está superar los 81,7 millones en ventas de bivalvos de 2017.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook