11 de enero de 2019
11.01.2019

El cerco que comparte sus cuotas abrirá sus propios centros de venta en A Coruña y Vigo

Parte de las 60.000 toneladas de pescado de los 92 barcos de Acerga se subastarán de forma independiente - "No buscamos hacer competencia a las cofradías", explican

11.01.2019 | 00:56
Embarcaciones del cerco amarradas en el puerto de A Coruña.

La flota de cerco gallega que comparte cada año sus respectivas posibilidades de pesca planea vender de forma independiente buena parte de sus capturas. La Asociación de Armadores de Cerco de Galicia (Acerga) -que nació a finales de 2013-, ahora constituida como organización de productores de pesca (OPP) y que aglutina a casi un centenar de barcos, abrirá este mismo año sus propios centros de venta en los puertos de A Coruña y Vigo. La flota captura al año unas 60.000 toneladas de jurel, cabalón, anchoa, caballa o sardina, aunque los barcos que ahora descargan y venden en otras localidades seguirán haciéndolo si así lo desean.

La iniciativa de Acerga, aprobada por la asamblea de armadores que la forman, ya está tomando forma en la actualidad en el puerto de A Coruña. Allí desarrollarán el primero de los dos proyectos. "Cuando todo esté en marcha y se esté vendiendo de forma normal queremos hacer la segunda fase, que será lo mismo, pero en Vigo", explica el portavoz de la asociación, Andrés García. Bajo el nombre de Acerga OPP-82, los cerqueros esperan vender mejor sus capturas, una de las asignaturas pendientes en la flota que lleva a que los precios fluctúen mucho a lo largo del año.

Acerga, con más de 1.000 marineros entre los 92 barcos que forman la asociación, ya había anunciado la intención de desarrollar la venta de su propio pescado el pasado verano, cuando se dio a conocer la creación de la OPP a principios de junio con la máxima de vender más y mejor -con esta denominación la flota puede acceder también a más ayudas europeas-. Y es que las capturas del casi centenar de barcos que participan en la asociación llegaron a las 57.653 toneladas en 2017 (en los próximos días se conocerán las cifras del año pasado), lo que supuso un aumento del 57,4% respecto a 2016.

"Ahora la idea es hacer una primera venta en casas subastadoras propias en las dos zonas dependientes de Puertos del Estado. No buscamos hacer competencia a otras cofradías", aclaran fuentes de la OPP. Así, resumen que los barcos que venden en otras lonjas vinculadas a cofradías seguirán haciéndolo como hasta ahora. La iniciativa lleva aparejada la contratación de personal para llevar los centros de venta y todavía está por ver las comisiones por embarcación y el retorno por las ventas de las capturas.

Por otro lado, Acerga informó también que poco a poco la flota vuelve a salir al mar tras el parón obligatorio de un mes acordado en la asociación. "Por nuestra parte más o menos el 30% de la flota está ya pescando", señala García.

La organización espera conocer el reparto de las cuotas para este año y se muestra preocupada por el futuro de la pesquería de sardina. "Nos esperamos una cuota mínima pese a que vemos mucha sardina en el mar", critica el portavoz.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook