16 de abril de 2019
16.04.2019

La pesca recreativa aspira a reflotar un decreto de 2012 para regular su actividad

Trabajan para retomar el borrador y mejorar la recogida de datos sobre capturas y licencias || El objetivo es presentar la propuesta a la Consellería do Mar en mayo

15.04.2019 | 23:21
Pescadores recreativos.

La pesca recreativa gallega ya tiene un plan para mejorar la recogida de datos y el control sobre su actividad. La intención de las asociaciones que aglutinan este deporte es la de reflotar el borrador de un decreto cuya tramitación se paralizó en el año 2012. La idea fue debatida durante la última reunión del Consejo Consultivo para las aguas occidentales Australes (el CC Sur), cuyo grupo de trabajo centrado en las aguas ibéricas se reunió la pasada semana en Santiago de Compostela. Allí estaban representados también los colectivos de la pesca recreativa. "Ahora tenemos que llegar un consenso y ver qué necesita aquel decreto, porque la normativa actual tiene 20 años", explica el presidente de la Federación Gallega de Pesca Marítima Responsable (Fedpemar), José Antonio Beiro.

La pesca recreativa gallega ya alertó hace meses acerca de la necesidad de obtener "cifras fidedignas" sobre las capturas que realizan y las personas que cada año salen al mar para disfrutar de la pesca.

Los únicos datos disponibles „"desastrosos", según Fedpemar„ corresponden a listas de licencias cuyas cifras bailan entre las 60.000 y las 70.000 (unos 45.000 lo hacen desde la orilla) y a las estimaciones que hacen investigadores de la Universidad de Santiago (USC), como son Pablo Pita y Sebastián Villasante.

En el cómputo global, los expertos indican que la pesca recreativa realiza unas capturas de que alcanzan las 7.500 toneladas. "Aunque a mí me parece que es una cifra muy elevada. Es por este motivo que se necesita un mayor control", comenta Beiro. A su juicio, lo más urgente que se podría hacer con el decreto es "poner en orden las licencias", porque según explica "no sabemos ni cuantos nos dedicamos a esto".

La idea que manejan desde el sector es la de llegar un "consenso" entre las asociaciones que se dedican a ello "para ir madurando" el borrador que fue paralizado hace siete años y presentarlo a la Consellería do Mar para su tramitación, algo que esperan en mayo. "Por el momento se trata de los primeros contactos, pero esto sigue al código de buenas prácticas que presentamos el pasado septiembre en una encuentro", comenta el presidente de Fedpemar.

Según los últimos estudios publicados sobre la actividad en medios especializados como Ocean and Coastal Management, en Galicia la cifra de pescadores recreativos puede llegar a doblarse en épocas de buen tiempo como primavera y verano. Desde la USC estimaron que el pago de todas las licencias supone más de 180.000 euros en total (unos tres euros cada una) y entre las 38 especies que llegan a capturar, las principales son la lubina, el sargo y la maragota.

Los investigadores también destacaron la importancia económica que tiene la actividad, ya que cada año gastan 86 millones de euros en artes de pesca y otros gastos, mientras que los que son propietarios de embarcaciones gastan otros 11 millones de euros adicionales.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook