24 de mayo de 2019
24.05.2019

Las lonjas gallegas subastaron en lo que va de año un 18% menos de pescado

La anchoa es la especie que más cae hasta mayo, un 70% || La escasez de cuota de caballa se hace notar en los puertos || El pulpo rompe la dinámica y crece un 63%

23.05.2019 | 22:49
Interior de una lonja gallega instantes antes de subastar pescado.

El año no empezó de la forma que el sector esperaba. Los pescadores gallegos, conocedores de lo difíciles que son los primeros meses „sobre todo por el mal tiempo„ del ejercicio esperan que la situación mejore, sobre todo ahora con la llegada del verano, ya que las cifras recogidas hasta el 1 de mayo son inferiores a las registradas en el mismo periodo del pasado año. Las lonjas de Galicia subastaron un 18% menos de pescado y marisco durante los cuatro primeros meses de 2019, concretamente 41.923 toneladas, mientas que el ejercicio anterior la cifra ascendió a las 51.055, según los datos provisionales consultados en la Plataforma Tecnolóxica da Pesca, dependiente de la Consellería do Mar.

En relación con este descenso en las descargas de los recursos del mar, los centros de primera venta de la comunidad también vieron reducida su facturación, aunque en menor medida. Las subastas generaron hasta el 1 de mayo 137,5 millones de euros, un 11% menos en comparación con la cifra de 2018, cuando habían ingresado 154,6 millones de euros. El precio medio que alcanzó el conjunto de pescado y marisco comercializado fue de 3,2 euros el kilo, ligeramente superior a los 3 euros el kilo que marcó en 2018.

Este descenso en las capturas es más notable en determinadas especies, sobre todo en las más importantes para la flota y que más peso tienen en las lonjas gallegas como la anchoa, la caballa o el lirio. La costera de la anchoa comenzó el pasado 1 de marzo y, a pesar de que el sector cerquero afirma que la campaña está siendo buena, la cantidad descargada en los puertos gallegos descendió notablemente. En estos meses llegaron a las lonjas gallegas 478 toneladas, una cantidad un 70% inferior a la recibida el anterior ejercicio, que había sido de 1.534 toneladas. Los ingresos generados por la comercialización de la especie apenas llegaron al millón de euros por los 2,5 millones de 2018, un descenso del 61%.

La caballa es otra de las especies que más sufrió esta caída. Los puertos gallegos recibieron en lo que va de año 5.041 toneladas de xarda, un 51,1% menos que hace uno, cuando se habían capturado 10.304 toneladas. Los ingresos también se redujeron, concretamente un 30%. Hasta el 1 de mayo la facturación era de 7,6 millones de euros mientas que en 2018 había ascendido a los 10,9 millones. Este descenso más paulatino de la facturación se debió al aumento del precio medio del recurso, que llegó a los 1,5 euros el kilo por el euro el kilo del pasado año.

Otra especie que sigue esta línea es el lirio, que vio reducida su presencia en los puertos gallegos un 21,3%, ya que se descargaron 5.887 toneladas por las 7.480 del anterior ejercicio.

Las subastas de pulpo, por el contrario, se vieron aumentadas. En lo que va de año los centros de primera venta comercializaron 828 toneladas, un 63% más que en 2018 cuando la cifra fue de 08 toneladas. Los ingresos también aumentaron, aunque en menor medida (17%) al facturar 6,3 millones de euros.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook