17 de octubre de 2019
17.10.2019
La Opinión de A Coruña

Las descargas de nécora en los puertos de Galicia crecen un 5% hasta septiembre

Las lonjas de la comunidad subastaron 64 toneladas por las 61 del pasado año || El sector denuncia que en los mercados se vende producto foráneo como si fuera gallego

16.10.2019 | 22:18
Un pescador prepara cajas de nécora para su subasta en una lonja gallega.

La flota gallega cerró el tercer mes de la campaña de la nécora con números que mejoran los registrados en el mismo periodo del pasado año en cuanto a las capturas. Entre julio „cuando los pescadores pudieron iniciar la pesca de la especie„ y septiembre los puertos gallegos descargaron 64,6 toneladas de este crustáceo, un 5,1% más que hace un año, cuando la cifra fue de 61,5 toneladas. Los ingresos, por contra, se vieron ligeramente reducidos, por lo que las lonjas facturaron en los primeros meses de faena 1,083 millones de euros por los 1,085 millones del anterior ejercicio, una caída de apenas el 0,2, según los datos provisionales consultados en la Plataforma Tecnolóxica da Pesca, dependientes de la Consellería do Mar.

El sector, por el momento, no está contento con las cifras. "El año pasado no fue una campaña buena, pero esta tampoco lo está siendo", sostiene el presidente de la Asociación de Armadores de Artes Menores de Galicia (Asoar-Armega), José Luis Rodríguez. El precio medio de la nécora también se redujo hasta los 16,8 euros el kilo, mientras que en 2018 rondaba los 18 euros el kilo. El representante de las artes menores señala que este descenso está producido por la entrada de producto foráneo: "Vienen de la zona del norte, de Irlanda o de Francia, por lo que se venden más baratas", indica.

Rodríguez denuncia que en algunos casos, después de que los compradores en las lonjas pujen por el crustáceo que llega de fuera, se venden en los mercados como si fuera gallego. "Esto repercute mucho, no solo al sector sino también a los consumidores. Es un engaño económico y de calidad ya que la gente paga por un producto que no tiene la calidad que se le presupone", manifiesta el presidente de Asoar-Armega.

Ante esta situación, Rodríguez entiende que es necesario una trazabilidad que garantice el origen de la nécora para que los consumidores sepan de dónde proviene el producto que compra. "Mexillón de Galicia es una denominación de origen registrada que garantiza su procedencia, sin embargo la nécora carece de eso. A veces va etiquetada con la marca PescadeRías, pero es solo eso, una etiqueta", apunta el dirigente de las artes menores.

De cara a la evolución de la campaña, Rodríguez señala que dependerá del tiempo. "Está condicionada a que los barcos puedan ir a faenar. Lo que sí esperamos es que conforme se acerque la Navidad los precios vayan creciendo", concreta el presidente de Asoar-Armega.

Por lonjas

El centro de primera venta de Vigo fue el que más nécora subastó y el que más facturó por su venta. Entre julio y septiembre se comercializaron 12,6 toneladas de la especie por las 13,6 toneladas de hace un año, un 7% menos. Los ingresos superaron los 250.000 euros, un 5,8% menos que en 2018, cuando la cifra ascendió a 267.274 euros.

El puerto de A Coruña fue el segundo que más nécora recibió. En los tres primeros meses de la campaña la lonja coruñesa subastó 9,6 toneladas del crustáceo por las 9 del pasado año, un incremento del 6,2%. A pesar de esta subida en la cantidad comercializada, los ingresos descendieron un 9% ya que en este periodo se facturaron 123.319 euros por los 135.553 del año pasado.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook