Real Madrid71Deportivo
 

Trasquilado

Llegó a ir por delante y estuvo una hora en el partido, pero gol a gol se fue deshilachando y acabó hecho jirones un equipo roto a una semana de la batalla por la permanencia. En los últimos 30 minutos, sin respuesta

21.01.2018 | 20:42
Trasquilado

A años luz. Un Real Madrid en modo reivindicativo y un Dépor sin el suficiente cuajo para aspirar a nada suelen ser una mala ecuación en el Bernabeú y en menos de una hora quedó demostrado. El espejismo duró ocho minutos y luego el conjunto blanco castigó con dureza. Una y otra vez golpeó sin misericordia y sin resistencia. En Chamartín muchas veces los equipos de abajo no se juegan nada hasta que el saco de goles es de tal magnitud que hace temblar los cimientos futbolísticos y psicológicos del grupo. El Dépor se dejó ir, está muy tocado, es una coladera y la Segunda División es cada día una realidad más palpable. Los paños calientes a estas alturas...

El equipo coruñés salió al Bernabéu pertrechado para la guerra. Consciente de sus limitaciones, de las bajas y de medirse a un Madrid herido, la consigna era clara: repliegue, juntar líneas y que el trío de ataque rascase lo que pudiese. Plan de contingencia, malos tiempos.

El guión del duelo calcó los primeros minutos esperados. El conjunto blanco no quería posponer los deberes. Ya había agotado su cuota de fallos en casa y no se podía permitir más traspiés. Eso sí, la avalancha se vio detenida por un Dépor serio y, sobre todo, porque el grupo de Zidane no llegaba bien. Atosigaba, presionaba, no daba el golpe definitivo. Una mano de Rubén, lentitud en alguna circulación, malas elecciones... Por algo este equipo está viendo al Barcelona a un distancia sideral.

El problema para el Dépor en esos momentos y en muchos instantes del primer acto es que no fue capaz de combinar su plan con algo de claridad en la salida, con un poco de desequilibrio arriba y, sobre todo, con fases en las que pudiese defender con la pelota para coger algo de aire. Pero el equipo blanco erraba y erraba, llegó el momento blanquiazul.

Una combinación del trío de ataque llevó el 0-1 al marcador tras empujar Adrián un balón a la red. Fue la única vez que conectaron de verdad, cada uno con sus cualidades, y bien que lo notó el equipo. Subidón blanquiazul, previo al bajón. Fue la primera pena del duelo: que el Dépor no fue capaz de crecer con balón y en defensa cuando estuvo por delante en el marcador. El Madrid insistió en su modo arrollador y fueron sus mejores minutos. Se multiplicaban las paradas de Rubén, pero acabó llegando el empate. 1-1. Tanto de Nacho tras un pase atrás de Marcelo y con un Dépor aculado, su gran pecado. Entonces, las miras estaban en llegar así al descanso. Imposible. Pudo ser en muchas ocasiones antes, pero llegó en una genialidad de Bale. Por desgracia, se hacía justicia.

Tras el descanso el Dépor debía dormir el duelo, tejer una maraña en la que se acabase cayendo el Madrid en un gol tardío. Estuvo lejos de conseguir algo parecido. Bochornoso y más tras el 3-1. Eran muchas las heridas blancas en el Bernabéu esta temporada y activaron el modo aniquilar. Mosquera se lesionaba, salía Edu Expósito, doble pirueta. Tardó casi quince minutos en llegar la sentencia, una casualidad.

El partido ya estaba cuesta abajo para el Madrid y empinándose cada vez más para el Dépor. Un suplicio, una vergüenza para cualquier deportivista. Se sucedían las ocasiones, la dejadez, la falta de intensidad, la goleada se mascaba. Desde que Cristóbal decidió desnudar el entramado con la entrada de Çolak por Borges fue aún peor. El equipo coruñés dejaba espacios, sufría en las transiciones. Lo estaba pasando muy, muy mal. Un disparo de Modric, muy solo en la frontal, despejó cualquier atisbo. 4-1.

Los últimos minutos fueron los de la basura y el dolor en los que Cristiano engordaba sus estadísticas y en los que el vestuairo iba perdiendo gol a gol su dignidad. Paró en 7-1 y gracias. La verdadera batalla, en una semana. ¿Está preparado?

FICHA (Real Madrid-Deportivo, 7-1):

Real Madrid: Navas; Carvajal, Varane, Nacho, Marcelo; Casemiro,  Kroos, Modric (Kovacic, min.76); Bale (Lucas Vázquez, min.82),  Cristiano Ronaldo y Mayoral (Benzema, min.64).

Deportivo: Rubén; Juanfran, One, Schar, Luisinho,  Mosquera (Expósito, min.48), Guilherme, Borges (Çolak, min.54);  Adrián, Lucas Pérez y Andone (Gil, min.79).

Goles: 0-1, min.23, Adrián. 1-1, min.32, Nacho. 2-1, min.42, Bale. 3-1, min.58, Bale. 4-1, min.68, Modric. 5-1, min.78, Ronaldo. 6-1, min.84, Ronaldo. 7-1, min.89, Nacho.

Árbitro: Fernández Borbalán. Amonestó a Andone (min.38) y a Lucas (min.56) en el Dépor.

Estadio: Santiago Bernabéu, 63.504 espectadores.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Buscador de deportes

Información patrocinada
Enlaces recomendados: Premios Cine