La Xunta ultima restricciones para paliar la sequía que bajó el nivel de los embalses un 25%

Este mes ha empezado con precipitaciones escasas y para los próximos días apenas se prevén lluvias

08.11.2017 | 13:03
Embalse en Viana do Bolo (Ourense).

Aguas de Galicia urge a los concellos en alerta a completar los datos de consumo que les requirió para convocarles a una segunda reunión y fijar el plan de actuación

Noviembre arrancó con escasas lluvias y para los próximos días apenas se esperan precipitaciones. Lejos de tender a remitir la sequía que ha puesto en alerta a 207 ayuntamientos gallegos, medio centenar en las provincias de A Coruña y Pontevedra, el déficit hidrológico se agravó durante la última semana rebajando más el caudal de los ríos y las reservas de los embalses. Los pantanos de abastecimiento de la demarcación Galicia-Costa, gestionada por el Ejecutivo autonómico, se encuentran al 47,5% de su capacidad, 16 puntos por debajo de los niveles que presentaban hace un año y un 25% menos de la ocupación que tenían entonces -30,19 hectómetros cúbicos en el arranque de esta semana frente a 40,63 de noviembre de 2016-. Ante esta escasez de agua, el comité permanente del Consello Rector de Aguas de Galicia acordó ayer convocar a los concellos en alerta a una segunda ronda de reuniones para definir un plan de actuación en cada zona ya que las previsiones meteorológicas advierten de que la sequía se extenderá al menos hasta febrero.


En el segundo encuentro del organismo de Augas, en el que están representados la Administración autonómica, los concellos y los consumidores, también fijaron una reunión para el próximo lunes con los ayuntamientos de Pontevedra que desde la semana pasada están en riesgo elevado por escasez de agua, decretado a principios de octubre en otras seis cuencas de Galicia-Costa. Además, la Xunta reclama al resto de municipios en alerta por déficit hídirico que les remita la información ya requerida por carta el pasado 12 de octubre, día que el comité rector tuvo su primer encuentro. Entre los datos solicitados por la Xunta a los ayuntamientos figuran su actual demanda de agua, el nivel de los embalses, el consumo, así como la distribución que realizan en los distintos usos y las medidas de ahorro aplicadas, en el caso de que se hayan tomado.

"Consumo racional"


Desde la Federación Galega de Municipios de Provincias (Fegamp), también se remitirá una misiva a los concellos en alerta por sequía. "Las administraciones y la población deben ser conscientes de que el consumo de agua debe minimizarse y hacerse de manera racional para que, en caso de tener que aplicar restricciones [en los hogares], lleguen lo más tarde posible", advirtió tras la reunión el representante de la Fegamp en el comité permanente de Aguas de Galicia, el alcalde de Cervo, Alfonso Villares (PP). Ya en una reciente entrevista con este diario, el regidor lucense avanzaba que la Fegamp hará un protocolo para actuar ante los periodos de sequía. "Ante situaciones de falta de lluvia -alertaba-, cada vez más frecuentes en Galicia, debemos anticiparnos para garantizar el suministro".


La agenda de Aguas de Galicia de la próxima semana arrancará con una reunión con responsables de los 9 concellos de la cuenca del río Lérez y de Pontevedra en alerta por sequía, a los que ya Aguas de Galicia les remitió una carta en la que les pide información sobre su situación.

Segunda ronda con los concellos

La previsión de la Consellería de Medio Ambientes es que la semana del 15 se convoque de nuevo a los ayuntamientos en alerta a una segunda ronda de reuniones, ya con la información completa, para definir qué medidas se deben llevar a cabo en cada zona, desde la limitación de los usos públicos, campañas de concienciación sobre su uso responsable, por ejemplo, a los ganaderos que recurran a ríos, hasta cortes nocturnos del suministro y mejoras en la red para minimizar las fugas. Y es que con el agua que pierde Galicia en un año, se abastecería una comunidad como Andalucía durante todo un mes.


El boletín hidrológico de los nueve embalses de abastecimiento de la cuenca Galicia-Costa de esta semana refleja una nueva caída de las reservas. En la actualidad se encuentran al 47,45% de su capacidad, un 25% menos que hace un año. Seis de los pantanos se encuentran por debajo del 50%: Cecebre (40,54%), Eiras (43,95%), Zamáns (40,87%), Baiona (30,33%), Beche (49,3%) y Vilagarcía (10,66%). Las presas con las reservas más altas son las que abastecen Pontevedra (Pontillón de Castro), que está casi al 85%, y Caldas de Reis, con una ocupación del 64%.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

 

El periódico continuará ofreciendo, día a día, segundo a segundo a través de su web, el aire fresco que introdujo en 2000 en el panorama informativo coruñés

 

Enlaces recomendados: Premios Cine