Galicia cierra el periodo de alto riesgo de incendios más largo de la historia

La superficie quemada este año cuadruplica el objetivo de la Xunta

11.11.2017 | 23:50

El alto riesgo de incendios termina este domingo, 12 de noviembre, en el año en el que más se ha prolongado este periodo en la historia de Galicia.

Según ha explicado a Europa Press la Consellería de Medio Rural, el segundo año en el que más duró el alto riesgo de fuegos forestales fue en 2011, y entonces finalizó el 24 de octubre.

De tal forma, desde el lunes el riesgo de incendio pasará a medio en Galicia, con un dispositivo total que se reducirá a 2.900 efectivos. Con todo, seguirán prohibidas las quemas hasta nuevo aviso de la Xunta.

Como recoge el plan de lucha contra el fuego (Pladiga), el periodo de alto riesgo comprende de forma general los meses de julio, agosto y septiembre. El mes de octubre se encuentra en riesgo medio (con febrero, marzo, abril, mayo y junio) y el de noviembre en el de tipo bajo (junto a diciembre y enero).

Sin embargo, el tiempo seco, soleado y sin lluvias posterior al 30 de septiembre, cuando se produjo la ola de incendios del 14 y 15 de octubre, obligó a prorrogar hasta el 12 de noviembre el alto riesgo y mantener el dispositivo contra el fuego.

Cuatro veces más hectáreas quemadas que el objetivo de la Xunta

A lo largo de todo el año han ardido en Galicia 61.600 hectáreas --49.000 en la ola de mediados de octubre y 12.600 hasta esa fecha--. Esta cifra supone cuatro veces más que el objetivo marcado por la Xunta de superficie quemada para 2017, que no debía superar las 15.204 hectáreas.

Esas 15.204 hectáreas son la media de lo quemado en la última década, cuyo tope hasta 2017 se encontraba en las 42.392 de 2011. Y es que las más de 60.000 arrasadas este año --a falta de los meses de noviembre y diciembre-- suponen la segunda mayor cifra desde 1990, solo superada por las 95.947,5 tras la ola de fuegos de 2006.

No obstante, aunque ardieron 49.000 hectáreas el 14 y 15 de octubre, dos de cada tres fuegos de los 264 registrados ese fin de semana quedaron en conatos.

El Pladiga establece anualmente objetivos que "son de aplicación para todo el territorio gallego". Además, "tanto las provincias como los distintos distritos forestales tienen la obligación de intentar alcanzarlos".
Casi una decena más de situaciones 2

Por otra parte, para este año la Consellería de Medio Rural se marcaba en el Pladiga el objetivo de quedar por debajo de las 13 situaciones 2 --aquellas en las que están en peligro inmuebles y personas--, pues son la media que hubo en el último lustro.

Sin embargo, en lo que va de año se han activado en 22 ocasiones este nivel 2, 19 de ellas en la ola de fuegos y las otras tres a lo largo de todo el año hasta ese momento, según los datos aportados esta semana por el presidente de la Xunta, Alberto Núñez Feijóo, en el pleno del Parlamento.

Aún así, esta cifra está por debajo de las 23 situaciones 2 que hubo en 2016, un año en el que, sin embargo, hubo 40.000 hectáreas quemadas menos que en este 2017.

En lo que tiene que ver con la superficie dañada en Red Natura, esta representa el 23,14% del total ardido en el fin de semana negro de octubre. Fueron un total de 11.376,69 hectáreas, con Ourense (6.769) y Lugo (4.523) como las que registraron una mayor afectación.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

 

El periódico continuará ofreciendo, día a día, segundo a segundo a través de su web, el aire fresco que introdujo en 2000 en el panorama informativo coruñés

 

Enlaces recomendados: Premios Cine