CULLEREDO

Culleredo dará un mes para corregir errores en enganches de agua que dificultan depurar

El Concello inspecciona conexiones particulares para detectar las que vierten pluviales a la red de fecales, de modo que la sobrecargan y crean problemas en Bens

06.03.2016 | 11:15
Instalaciones de la depuradora de Bens.

Errores en las conexiones de viviendas particulares a la red de saneamiento en Culleredo provocan problemas para depurar en Bens y un mayor gasto energético para las arcas municipales, asegura el Concello, que ha impulsado una inspección de los enganches. La causa de los problemas son las conexiones que, por error, vierten las aguas de lluvia a la red de fecales, de modo que la sobrecargan, igual que los bombeos municipales. Una vez localizados los enganches con fallos, el Ayuntamiento avisará a los propietarios y les dará un mes de plazo para corregir sus conexiones

El Concello de Culleredo ha puesto en marcha una campaña para revisar las conexiones de viviendas particulares a la red de alcantarillado. El objetivo de la medida es corregir los defectos en algunas instalaciones, que vierten el aguas limpias, de pluviales, a los conductos del saneamiento, de modo que los sobrecargan y dificultan la labor de depuración que se realiza en la Estación Depuradora de Aguas Residuais (EDAR) de Bens.

En la campaña impulsada por le Ayuntamiento, inspectores de la empresa concesionaria del servicio de agua revisan los enganches de viviendas para localizar las que vierten pluviales a la red de saneamiento por error. En los casos que se detecten se les remitirá un aviso a los propietarios para que corrijan su conexión en el plazo de un mes.

El Ayuntamiento ya ha revisado las instalaciones de las viviendas de la zona urbana en una primera fase y en una segunda, en las infraestructuras generales de la red. Ahora se ha iniciado una tercera fase en las parroquias del rural del municipio.

El Concello advierte de que las aguas de lluvia que se recogen en tejados, patios interiores, jardines, rejillas de acceso a sótanos o garajes deben canalizarse a la red de pluviales, o a la cuneta en caso de no existir canalización de aguas de lluvia. "Pero nunca se deben verter en la red de saneamiento", advierte. Detalla que la entrada de aguas pluviales en las canalizaciones correspondientes a aguas fecales puede causar un mal funcionamiento en la depuración de la EDAR de Bens.

Además, señala que estos errores pueden tener consecuencias también en el gasto en electricidad. El Concello afirma que la sobrecarga con agua limpia de la red de fecales "supone una sobrecarga en el sistema de bombeos municipal, lo que conlleva un mayor gasto de energía eléctrico y una mayor necesidad de mantenimiento".

El Ayuntamiento pide a los vecinos que presten "la máxima colaboración" para "corregir situaciones que causan un perjuicio a la finalidad de depurar las aguas residuales", apunta.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Javier de Toro, jefe del servicio de reumatología del Complejo Hospitalario Universitario de A Coruña, responderá a preguntas de los lectores este jueves a las 11.30

 

esquelasfunerarias.es
Enlaces recomendados: Premios Cine