OLEIROS

Así se encuentra el pazo de Arenaza

El Concello licita la rehabilitación de este inmueble modernista gracias a la ayuda de la Diputación - Está en buen estado general, pero las filtraciones dañaron las galerías

30.08.2017 | 12:43

Lo que un día fue una casa de campo de veraneo con cuadras se convirtió con los años en un centro de día y ahora se transformará en un edificio de oficinas y formación. El Concello de Oleiros acaba de sacar a contratación los trabajos de rehabilitación del pazo de Arenaza en Iñás por 243.267 euros, gracias a una subvención de la Diputación, que tras un convenio con el Gobierno local dedicará este inmueble a un centro de coworking, un espacio de trabajo compartido con áreas dedicadas a formación que fomenten "el espíritu de comunidad y la economía colaborativa para el desarrollo de proyectos". Tendrá capacidad para 50 personas. Los trabajos de reforma durarán cuatro meses y el inmueble, casi centenario, reabrirá el año que viene.

El pazo de Arenaza fue una finca amurallada de 5 hectáreas de superficie que albergaba una casa de estilo tradicional gallego con una zona de árboles frutales, un hórreo, un pozo, un área de cuadras y una extensa huerta de cultivo. Data de 1925 y fue residencia de verano de la familia vasca Algori, de A Coruña. En 1939, tras la Guerra Civil, las herederas lo vendieron a Víctor Mateo, un navarro delegado de Papelera Española que lo compró como regalo para su mujer Isabel Arenaza. En los años ochenta esta familia vendió la propiedad a unos empresarios de Lugo que en 1989 firmaron un convenio urbanístico con el Concello de Oleiros.

El Ayuntamiento se convirtió así en el titular de la casa y las cuadras mientras todo el resto de la superficie fue construida por estos empresarios, los Alonso, que hicieron una urbanización de chalés pareados. Parte del jardín del pazo se convirtió en lo que es hoy zona verde y el hórreo aún se conserva dentro de la urbanización.

Entre 2005 y 2013 esta propiedad funcionó como centro de día, con muy poca capacidad, 15 plazas, por sus limitaciones arquitectónicas y ser un edificio protegido. Es una construcción de dos plantas en buen estado de conservación general, pero tiene deterioros a causa de las filtraciones de agua, sobre todo en las dos galerías. Está construido en muros de mampostería de granito con piedra de cantería en esquinas y vanos. Cuenta con un claustro porticado con artesonado de madera, patio ajardinado con dos palmeras de gran porte, un abedul, un nogal y un camelio, además de otro jardín hacia el sur con tilos y frutales.

En lo que fueron las caballerizas se habilitaron cinco habitaciones con baño al convertirse en centro de día y ahora se adecuarán para crear espacios diáfanos dirigidos a que los emprendedores puedan exponer sus productos, exhibir su marca o realizar talleres.

Los técnicos que redactaron el proyecto de rehabilitación, tras visitar el inmueble, constataron su buen estado de conservación excepto las galerías y la terraza, que ya fueron reforzadas en 1995 cuando se hizo una primera rehabilitación, pero que no impidió que se siguiese filtrando agua y dañase el forjado, zócalos y carpinterías de madera, que ahora será necesario demoler y sustituir.

El proyecto que se prevé ejecutar incluye solo "las medidas necesarias para evitar el avance del deterioro" en algunas partes del edificio y para posibilitar su transformación de residencial a uso administrativo, conservando los valores de arquitectura tradicional.

Será necesario solicitar autorización de Patrimonio de la Xunta para las obras. La actuación incluirá renovar totalmente las dos galerías y sus cubiertas de zinc diseñando además un alero y goterón. Se pondrán nuevos vidrios y zócalos.

El proyecto, además de esta rehabilitación respetuosa con la estructura al ser un edificio protegido, incluirá el suministro del equipamiento necesario para cocina, baños, almacenamiento y puestos de trabajo de los futuros emprendedores. Se instalarán mesas de trabajo y de reunión, sillas, cajoneras y armarios.

Se habilitarán en total 25 puestos de trabajo además de dos salas de reuniones, un despacho de administración -que ocupará el responsable del futuro centro de coworking-, un locutorio, una recepción, un aula de formación, una sala de presentación de proyectos, dos zonas de descanso, un office y aseos.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
esquelasfunerarias.es
Enlaces recomendados: Premios Cine