Los tres detenidos por el crimen de Samuel como presuntos autores de la paliza mortal al joven de Meicende, se conocían entre ellos pero no a la víctima, según confirmó ayer el delegado del Gobierno, José Miñones, que aseguró que todas las líneas de investigación siguen abiertas, incluida la del crimen homófobo.

Los detenidos son dos hombres y una mujer, de entre veinte y 25 años, de nacionalidad española, vecinos de A Coruña, que se conocían entre ellos y sin vinculación con bandas organizadas.

Miñones, como ya hizo el pasado martes cuando se produjeron estos tres primeros arrestos, aseguró que, en los próximos días, se realizarán más, toda vez que los agentes están analizando las declaraciones recabadas —aproximadamente una veintena de personas han prestado ya declaración en sede policial— y todo el material audiovisual con el que cuentan, no solo de las cámaras del entorno del paseo marítimo con la avenida de Buenos Aires, sino también de los móviles que testigos pudieron aportar a la investigación.

Uno de los arrestados y la chica serían la pareja que mantuvo el primer encontronazo con Samuel y su amiga Lina, en el que les increparon porque pensaban que les estaban grabando con el móvil, aunque la víctima y su amiga les explicaron que no, que lo que estaban haciendo era una vídeollamada.

El otro joven sería otro de los participantes en la paliza mortal, conocido del agresor inicial y de la chica, que se unió a ellos para ir a por Samuel, una vez que un hombre africano había conseguido separarlo de su atacante en el primer encontronazo. Junto a los detenidos volvieron unos cinco jóvenes más, y agredieron a Samuel hasta acabar con su vida, sobre las tres de la mañana de la noche del viernes al sábado.

Las amigas de Samuel que estuvieron con él durante los hechos —una presencialmente y otra a través de vídeollamada— acudieron ayer a declarar a Lonzas ante la Policía Nacional para prestar su testimonio de los hechos.

16

Concentración en María Pita para condenar el crimen del joven Samuel Luiz. Carlos Pardellas

En la primera declaración que hicieron ante los agentes no constaban detalles como que los agresores hubiesen llamado “maricón” a Samuel mientras le pegaban ni que ya en la primera interacción con él, el primer agresor le hubiese dicho: “Para de grabar si no quieres que te mate, maricón”, ya que, en ese momento, se encontraban muy nerviosas. Esos detalles los añadieron después, los hicieron públicos en medios de comunicación y también en redes sociales, bajo la etiqueta Justicia para Samuel, provocando una reacción de repulsa por la muerte del joven no solo en la ciudad, sino en casi todos los concellos gallegos y también en grandes ciudades como Madrid, llenando las plazas y también las redes sociales de mensajes para combatir el odio al colectivo LGBTI. Medios internacionales se han hecho eco del crimen de Samuel Luiz Muñiz en A Coruña y del movimiento ciudadano que clama por justicia.

Manifestaciones en toda España para condenar el asesinato de Samuel Agencia ATLAS / EP

La fiscal general del Estado, Dolores Delgado, que ayer estuvo en Bergondo, instó ayer a la “prudencia”, ya que la investigación está todavía en marcha y todavía no se han formalizado todas las detenciones y las diligencias se han declarado secretas.

Los tres jóvenes —al haber sido detenidos este martes— pasarán a disposición judicial entre hoy y mañana, para que sea la instructora del caso la que decida qué medidas toma contra ellos por su presunta participación en la brutal paliza a Samuel.

Las amigas de Samuel se mostraron ayer agradecidas a la labor de la Policía Nacional para intentar esclarecer los hechos y conocer qué papel jugó cada una de las personas en la brutal paliza que recibió Samuel y manifestaron su deseo de que la investigación se termine pronto para que los autores de su muerte puedan ser juzgados.

El ministro del Interior, Fernando Grande-Marlaska, insistió en que toda la amplitud de pruebas y elementos que están analizando los investigadores serán las “que al final llevarán a la conclusión del móvil, que subyace al asesinato de Samuel” y avanzó que habrá avances en los próximos días.

Declaración en el Pleno contra la LGBTIQfobia

10

Concentraciones en A Coruña en repulsa por el crimen de Samuel Luiz Muñiz LOC

El Gobierno local y los grupos de la oposición llegaron ayer por la tarde a un acuerdo para leer hoy en el Pleno una declaración institucional en favor de los derechos del colectivo LGBTIQ, tras el crimen de Samuel Luiz, la noche del viernes al sábado, cuando salía de fiesta con unas amigas. A pesar de que la declaración no hace referencia a este suceso, el contenido de la declaración se posiciona en contra de la LGBTIQfobia.

En primer lugar, todos los miembros de la Corporación municipal, condenan “rotundamente cualquier tipo de violencia vinculada a la identidad sexual de una persona, y en concreto la violencia ejercida contra el colectivo LGBTIQ”; el Concello manifiesta su “compromiso con la defensa de los derechos de las personas, la igualdad real, la no discriminación de las personas LGBTIQA+” comprometiéndose a “articular, desde el ámbito municipal, las medidas que sean necesarias poniendo los recursos precisos” y, por último, toda la Corporación rechaza toda forma de LGBTIQfobia y todo discurso de odio contra colectivos vulnerables, y se compromete a trabajar para desterrarlo de la sociedad.

El crimen de Samuel Luiz, de 24 años, ha generado una ola de solidaridad en redes sociales, ayer, por ejemplo, el cantante Ricky Martin compartió un mensaje en el que incidía en la educación como factor fundamental para que no se produzcan ataques homófobos y defiende que tratar la sexualidad con naturalidad ayuda a aceptar y entender la diversidad.

Más de 200 kilos de alimentos para Cruz Roja en honor a Samuel

La Asociación pola Liberdade Afectivo e Sexual (ALAS) de A Coruña ha sido la encargada de gestionar la donación de más de 200 kilos de alimentos que los participantes en la concentración del pasado lunes hicieron, siguiendo el mensaje que había lanzado el padre de Samuel Luiz, para honrar la memoria de su hijo. Serán entregados a Cruz Roja, la entidad en la que Samuel se formó como sanitario.

ALAS solicita al Concello que declare el luto oficial por el joven Samuel que, si bien era vecino de Meicende, trabajaba en la institución Padre Rubinos. Una iniciativa recogida en la página web change.org pide la colaboración ciudadana para solicitarle al Concello que cambie el nombre de la avenida de Buenos Aires, en la que se produjo el crimen, y que pase a llamarse Samuel Luiz Muñiz, en recuerdo al joven fallecido.