Acuerdo para normalizar la recogida de basura de A Coruña sin que empresa y plantilla entierren tensiones

Los trabajadores estiman que se recogerán todos los residuos acumulados en la ciudad “en dos o tres días”

El acuerdo incluye que no habrá cambios de turnos, pero ofrece mil euros a los que se presenten voluntarios

Basura todavía acumulada en contenedores de la ciudad, este lunes. |   // CASTELEIRO / ROLLER AGENCIA

Basura todavía acumulada en contenedores de la ciudad, este lunes. | // CASTELEIRO / ROLLER AGENCIA / Ana Carro

La concesionaria de la recogida de basura de A Coruña, Prezero, y los trabajadores han llegado a un acuerdo sobre las modificaciones de horarios que estaban previstas, una situación que estaba provocando que se acumulasen residuos sin recoger en los contenedores. Así, por ahora, se pone fin al conflicto, pero empresa y plantilla siguen sin enterrar las tensiones entre ambas, por lo que podría repetirse un nuevo episodio de estas características.

Tras la reunión del domingo entre la empresa y el Sindicato de Trabajadores de la Limpieza (STL), mayoritario en la concesionaria e investigado por la Policía por el presunto cobro de mordidas a los empleados, se ha acordado “no llevar a cabo ninguna modificación o cambio sustancial en los turnos del personal del turno de día, que se queda como está salvo los cambios voluntarios que se puedan producir”, según recoge el acta de la reunión.

La empresa, que podrá abrir en el futuro nuevas consultas sobre esto, pedirá voluntarios para el cambio de hasta cinco personas dentro del turno de mañana, a las que se les abonará un pago de 1.000 euros brutos una vez producido el cambio.

El portavoz de STL, Alfonso Seijo, asegura que, si se mantiene el refuerzo de personal, se podrá recoger toda la basura acumulada “en dos o tres días”. “Nosotros denunciamos que no había personal suficiente y la empresa, entre el jueves y el sábado, contrató a diez personas. Si hay el personal que fija los pliegos, la ciudad puede volver a la normalidad en dos o tres días”, expone.

El Concello espera que “en las próximas horas se note el refuerzo” y que la ciudad pueda “volver a la normalidad en la mayor brevedad posible”. Según dijo este lunes la alcaldesa, Inés Rey, el Ayuntamiento está estudiando “las medidas pertinentes para garantizar un servicio publico básico que afecta directamente a la salud pública”. El objetivo es que no se repitan este tipo de situaciones, pero Rey no aclara qué tipo de medidas se van a tomar.

La alcaldesa denunció que fueron “muchos días de huelga encubierta, de no recoger la basura” y que hay zonas “muy afectadas”, como Monte Alto, por lo que el refuerzo de la recogida empezará por estos barrios que están “en una situación más delicada”. Este lunes salieron camiones por la mañana para vaciar algunos contenedores. Además, el Concello le exige a Prezero “que preste el servicio público para el que está contratada”.

La plantilla, según el acta de la reunión del domingo, espera que “con el esfuerzo de todos” se pueda regularizar el servicio, aunque al coincidir con Carnaval se han acumulado en los contenedores más residuos de lo que es habitual. “No fue una huelga ni tampoco una huelga encubierta”, insiste Seijo.

Este es el primer conflicto del año entre Prezero y personal del servicio de recogida de basuras, que ya estuvieron enfrentados el pasado diciembre e incluso hubo una convocatoria de huelga que se suspendió a solo unas horas de iniciarla. Este acuerdo incluía la reorganización del servicio —en el turno de mañanas— para optimizar los recursos existentes y mejorar el servicio de recogida de residuos. La empresa aceptó entonces que todos los empleados pudiesen rotar en los puestos de trabajo existentes y que no estuviesen exentos por acuerdos anteriores, siempre dentro del mismo grupo de trabajo y descanso. También decidieron trabajar de forma conjunta en la reducción de la tasa de absentismo laboral. Incluso se planteó establecer un premio, que puede ser un viaje o algo similar, por sorteo si el absentismo baja durante seis meses consecutivos al 10% o menos o sorteos de cajas de experiencias por cada mes que el absentismo se reduzca también en ese porcentaje y el servicio se pueda desarrollar con tal normalidad.

Condiciones salariales

El acuerdo entre concesionaria y plantilla se centra solo en el tema de los turnos de los trabajadores, pues las cuestiones salariales se quitaron de este periodo de consultas para tratar en solitario en una comisión paritaria del convenio que se celebró ayer y en la que no se llegó a ningún acuerdo. El convenio para el periodo 2021-2025 establece que en cada año el salario se incrementará de acuerdo con el IPC y que un 1% del mismo se abonará al año siguiente como complemento de asistencia, que pretende evitar el alto absentismo laboral que padece la empresa. Pero Prezero incluyó en su propuesta definitiva que ese plus no se pague a ningún trabajador si se alcanzan las 22 bajas por enfermedad, lo que llevó tanto al comité como a la plantilla a rechazarla. Seijo explica que la reunión se cerró “sin acuerdo” y que puede solicitarse una nueva comisión paritaria para “renegociar”. En caso de que se mantengan las discrepancias, el siguiente paso podría solicitar una mediación al Consello Galego de Relaciones Laborales.