Alerta naranja en A Coruña: Vientos de más de 90 km/h causan la caída de tejas, planchas y antenas en el primer día de temporal

La alerta naranja derriba vallas de la carrera O Gran Camiño y obliga a desviar un avión a Valladolid

Las olas alcanzan los ocho metros de altura y hoy se prevé alerta roja en la costa

Contenedor caído en la zona de O Parrote. |   // CARLOS PARDELLAS

Contenedor caído en la zona de O Parrote. | // CARLOS PARDELLAS / R. D. Rodríguez

La alerta naranja con la que se despertó ayer A Coruña —y el litoral hasta la Mariña lucense— se notó de manera especial en la fuerza del viento, que provocó el desprendimiento de elementos de edificios como planchas de metal, tejas, antenas y cables, según los bomberos, sin causar desperfectos graves ni daños personales. En la ciudad, Meteogalicia registró una racha de viento de 98,6 kilómetros por hora en el dique de abrigo durante las primeras horas de este jueves, mientras que en otros puntos de la costa se llegó a 134 km/h, como en Viveiro. En el mar las olas alcanzaron los 8 metros y hubo vientos de fuerza 8 de hasta 74 km/h.

Las rachas, de 43 nudos, también obligaron al desvío de un avión que volaba desde Valencia y no pudo efectuar el aterrizaje en el aeropuerto de Alvedro, sino que tuvo que tomar tierra en Valladolid.

El viento y la lluvia, abundante en algún momento de la mañana, acompañó los prolegómenos de la prueba ciclista O Gran Camiño. Una gran parte de las vallas ubicadas a lo largo del paseo marítimo en las aceras cayó por culpa de las rachas, lo que llevó a la organización a mantenerlas tumbadas en el suelo con las pesadas bases sobre las que se apoyan encima. También en el paseo salió mal parada la marquesina del bus urbano ubicada junto al CIFP Ánxel Casal, de la que se soltaron elementos y tuvo que ser precintada tras retirarse la cubierta. Más adelante, en el entorno de la Torre de Hércules, la pérgola hinchable de la línea de meta se partió en dos y quedó destrozada, al igual que pantallas led a ambos lados de la subida hacia el faro.

Los bomberos acumularon incidencias durante el día, generalmente por “temas menores”, la mayor parte por la caída de tejas en Gregorio Hernández, San Nicolás y María Luisa Durán Marquina. Se desprendieron planchas de zinc de edificios de las calles Panaderas y Almirante Mourelle, una uralita en Gregorio Hernández y un bloque de plástico entre Riego de Agua y Franxa que estuvo a punto de caer sobre una persona, así como cables en zonas de la ronda de Outeiro. Además los bomberos intervinieron en un accidente en A Pasaxe y apagaron un incendio en una cocina en Novo Mesoiro.

Para hoy viernes se prevé alerta roja en la costa de A Coruña y de Lugo por viento en el mar y olas de hasta 8 metros.

El Concello cerró el paso a parques y jardines y pide precaución a la ciudadanía y que siga indicaciones de bomberos y el 092.

Bajan, además, las temperaturas. Hoy en A Coruña Meteogalicia prevé mínima de 8 grados y máxima de 11. Será un día con chubascos y para el fin de semana apenas se esperan cambios, con pronóstico de lluvias todos los días. Para la próxima semana, Meteogalicia adelante que el lunes día 26 todavía se mantendrá una situación de gran inestabilidad atmosférica en Galicia, con aire frío y chubascos. A partir del martes la comunidad gallega irá quedando progresivamente en la influencia de altas presiones.

Suscríbete para seguir leyendo