17 de junio de 2019
17.06.2019
La Opinión de A Coruña
Natación | Aguas abiertas

El monstruo del lago Banyoles

El Liceo dominó un Nacional que cerró con el oro en el relevo de 4x1.250 metros, lo que además le sirvió para ganar la categoría femenina y ser segundo en la masculina

16.06.2019 | 19:58
Manu Simón, Paula Otero, María de Valdés y Gaspar Andrade.

A la leyenda de Nessie en el lago Ness le acompañará ahora la del Liceo en el lago de Banyoles, donde desde el viernes hasta ayer se disputó el Campeonato de España de aguas abiertas. Si allí hubo un monstruo ese fue el equipo coruñés, pero por el significado de grandeza de la palabra. A dos días de exhibiciones se le sumó ayer, en la última jornada, el triunfo en el relevo de 4x1.250 metros. La andaluza María de Valdés -que había sido segunda en 5 kilómetros y tercera en 10 en la categoría absoluta-, los coruñeses Manu Simón y Paula Otero -campeona infantil- y el arzuano Gaspar Andrade se impusieron en un apretado final a Portugal y a los también gallegos del Club Natación Galaico. Este oro puso el broche a un competición que confirmó las buenas sensaciones del club que dirige Jesús de la Fuente, que completó este cuadro de honor con el título por equipos en categoría femenina y el subcampeonato en la masculina -de la que también formó parte Jacobo Garrido-. La natación coruñesa, sin duda, es una de las grandes protagonistas de las aguas abiertas porque a los éxitos del conjunto de Matogrande hay que añadir la constancia del Club del Mar, ayer también con protagonismo con la sexta plaza en el relevo formado por Xabier Carneiro, Marco Guiotto, Ana Veiga y Nerea Alvite, estas dos últimas dos de las grandes protagonistas de las travesías veraniegas en las costas gallegas -hace una semana fueron primera y segunda en la Costa Abanca disputada en Riazor-.

El relevo era la única prueba que se disputaba ayer. Después de dos días intensos de competición, en el que, por ejemplo, De Valdés y Andrade acumulaban 15 kilómetros en sus brazos, todavía sacaron fuerzas para un último esfuerzo. En una prueba mixta, el clave suele ser la estrategia. Los coruñeses optaron por intercalar hombre y mujer, lo mismo que Portugal, pero el Galaico, intentando darle ventaja a sus chicas, abrió con sus dos hombres y cerró con las mujeres. María de Valdés se enfrentó a la lusa Rosa Mafalda y a Alexandre Lages. Después se tiró al agua Manu Simón, que se midió a José Diogo y Cristian Fernández. Todavía quedaba por salir Paula Otero, que se vio las caras con Mariana Mendes y María Vilas. Y para cerrar, Gaspar Andrade contra Dany Caille y Carla Goyanes. Ganó el Liceo, con solo dos segundos de margen sobre la selección lusa y treinta con respecto al Galaico.

Citas internacionales

La natación coruñesa tiene a partir de ahora una serie de citas internacionales. El primero en entrar en acción será el infantil Carlos Souto (Liceo) en la Mediterranean Cup, que empezará el viernes en Bourgas (Bulgaria). Después será el turno de Marcos García (Club del Mar) en el Campeonato de Europa júnior en Kazán (Rusia). María de Valdés competirá en el Campeonato del Mundo absoluto en Gwangju (Corea) en la modalidad de aguas abiertas (5 kilómetros) el 17 de julio y, por último, a partir del día 22 Paula Otero tomará parte en el Festival Olímpico de la Juventud Europea en Bakú (Azerbayán).

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook