09 de septiembre de 2019
09.09.2019
Fútbol | Deportivo

El estreno soñado

El Deportivo Abanca se presenta en la élite del fútbol femenino con una ilusionante victoria ante el Espanyol y en una ciudad deportiva de Abegondo repleta de público

08.09.2019 | 22:57

Pocas cosas hay más satisfactorias para un aficionado al fútbol que ver a un equipo que sabe a lo que juega. Más allá de debates sobre estilos o gustos personales, siempre resulta apetecible ver a un conjunto que se desempeña a partir de una idea sobre el césped como lo hizo ayer el Deportivo Abanca en el que fue su estreno en la máxima categoría del fútbol femenino tras su ascenso el curso anterior. La puesta de largo podía de antemano despertar dudas al tratarse de la cenicienta de la categoría, pero quedaron borradas de un plumazo con una soberbia actuación colectiva.

El encuentro ante el Espanyol ya era de por sí un hito en la historia centenaria del club, pero las jugadoras de Manu Sánchez se encargaron de redondearlo para el disfrute de una grada de Abegondo entregada. Todo lo hizo bien ayer el Dépor porque incluso cuando flaqueó se agarró a una idea común para mantenerse a flote. Dos goles de Alba Merino y otro de Peke sellaron un triunfo de quilates que sirve para inaugurar de manera ilusionante la andadura de las blanquiazules en la élite del fútbol femenino.

Y eso que de entrada el entrenador deportivista se apoyó para el estreno en la Liga Iberdrola en el bloque sobre el que cimentó el ansiado ascenso de la temporada pasada. Ahí estaban Teresa Abelleira, Cris, Nuria, Gaby, Alba Merino, Peke y Michelle Romero, complementadas con recién llegadas como la portera Sullastres y Noelia. Ya desde el comienzo el Deportivo dio la sensación de saber lo que se hacía en todo momento. Contradijo el conjunto de Manu Sánchez la lógica del debutante para mandar de inicio ante un clásico de la categoría ahora venido a menos. No lo esperaba el Espanyol, que se vio de entrada superado por el ímpetu de las blanquiazules.

No habían transcurrido ni diez minutos y entre Peke y Gaby fabricaron la primera oportunidad importante para las deportivistas, que desde entonces y hasta el gol rondarían con peligro el área rival. El tanto, sin embargo, llegaría con suspense y cierta dosis de polémica al filo de la media hora.

Lo protestaron especialmente las jugadoras del Espanyol porque entendían que el remate de Alba Merino posterior a un saque de esquina no había rebasado por completo la línea de gol. No lo entendió así la árbitra y la extremeña se convirtió en la primera goleadora de la historia del Deportivo Abanca en la máxima categoría del fútbol femenino.

Tiró entonces de solvencia el conjunto de Manu Sánchez y del talento de Tere Abelleira y Nuria para mantener el dominio sobre un Espanyol superado todo el primer tiempo. También al segundo entraron con una marcha más las blanquiazules.

A que el ritmo no decayera contribuyó la entrada de Athenea, que superado el minuto 60 tuvo una oportunidad muy clara de ampliar la renta. Su disparo en el área lo rechazó la portera rival y en la jugada siguiente empataría el Espanyol. El partido entró entonces en un momento crítico dada la inexperiencia de las deportivistas, que se agarraron a las armas que mostraron desde el comienzo del partido.

Con verticalidad y transiciones rápidas volvieron a arrinconar al Espanyol antes de que Peke volviera a adelantar al Dépor con un disparo lejano. Alba confirmaría el triunfo de penalti en lo que fue un estreno soñado.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Noticias relacionadas


Buscador de deportes