Tragedia en plena Nochebuena en Terra de Montes. Al menos cinco personas han fallecido después de que el autocar en el que viajaban se precipitase al río Lérez en el Concello de Cerdedo-Cotobade.

El suceso tuvo lugar a las 21.20 horas en el kilómetro 67,5 de la N-541, a la altura de Pedre. El autobús siniestrado pertenece a la compañía Monbus y realiza habitualmente la ruta entre Monterroso, en Lugo, y Vigo

La voz de alarma la dio un particular que llamó a emergencias indicando que la barrera de protección del puente estaba completamente rota, lo que solo podía significar que un coche se había precipitado desde lo alto de la carretera. Esta persona se asoma al cauce del río pero no logra ver al vehículo. A partir de ese momento se activan los protocolos pertinentes y los servicios de emergencias se trasladan hasta el lugar de los hechos.

Una pasajera llamó a emergencias desde el interior del autocar

Minutos más tarde el 112 Galicia recibe una segunda llamada, esta vez desde el interior del propio autobús, es decir, que fue cometida por uno de los viajeros, alertando del suceso.

En el momento del accidente en su interior viajaban un total de nueve personas. Según indica el alcalde de Cerdedo-Cotobade Jorge Cubela, hay dos supervivientes, el conductor del vehículo, C.M.C, de 63, y una mujer con iniciales M.R.G.R, que fueron rescatados ayer por la noche y trasladados al Hospital Clínico de Santiago y al Hospital de Montecelo, respectivamente. La mujer presenta heridas leves. El chófer del autobús ha dado negativo en los test de alcoholemia y drogas.

Rescate de los cuerpos

Los bomberos lograron localizar ayer por la noche a dos personas fallecidas y esta mañana, pasadas las 10:15 horas se ha encontrado un tercer cuerpo, y sobre las 13:00 horas del mediodía el presidente de la Xunta, Alfonso Rueda, confirmaba que se había localizado otro cadáver, río abajo, fuera del autobús. El último cuerpo encontrado se confirmó al filo de las 15.00 horas, elevando a cinco las víctimas mortales del accidente. Sobre las 17.00 h, apareció el cuerpo sin vida del último desaparecido.

8

Operativo de búsqueda y rescate tras caer un autobús de pasajeros al río Lérez Bernabé / Javier Lalín

El alcalde de Agolada, Luis Calvo, confirma a este periódico que una de las personas fallecidas es una mujer de nombre Mercedes Castro Blanco, vecina de Santo André de Carmoega (Agolada) y que cogió el autobús en Lalín para viajar hasta Pontevedra, donde tenía previsto cenar con su hija y sus nietos. Las otras dos personas fallecidas son de los ayuntamientos de Lalín y Soutomaior.

Semisumergido en un río a punto de desbordarse

El autocar se precipitó desde una altura de unos 30 metros y se encuentra semisumergido, lo que sumado al mal tiempo y a la gran cantidad de agua que transporta el Lérez -en nivel de alerta por posibles desbordamientos-, dio lugar a que los servicios de emergencias tuvieran que interrumpir la búsqueda hasta esta mañana. De hecho, la intensidad de las lluvias también ha dificultado esta mañana las labores de búsqueda.

El alcalde de la localidad, Jorge Cubela, en declaraciones a la TVG, ha explicado que la salida de vía ha tenido lugar en una recta, y aunque por el momento se desconocen las causas del siniestro, es posible que el mal tiempo de las últimas horas haya tenido algo que ver. En el lugar del siniestro también se encuentra la subdelegada del Gobierno, Maika Larriba, que reveló que se están buscando a los dos pasajeros que faltan río abajo, en la Central Hidráulica de Anllo, en Campo Lameiro, donde han aparecido restos del vehículo. Además, el helicóptero recorre el río para tratar de encontrar a los desaparecidos.

El 112 Galicia ha informado de que es probable que se sumen más medios y más recursos a la búsqueda, ya que se necesitará inspeccionar el cauce del río y sus márgenes. Hasta el lugar de los hechos también se desplazaron efectivos del 061 con dos ambulancias asistenciales SVA, tres ambulancias asistenciales SVB y un equipo sanitario del PAC Cerdedo.

La Subdelegación del Gobierno confirma que se intentará retirar el autobús del cauce en las próximas horas.