El río Sil a su paso por O Barco, en la comarca de Valdeorras, ha experimentado una impactante crecida en las últimas horas. Las imágenes de la crecida del caudal del prinicipal afluente del Miño a su paso por esta localidad ourensana ofrecen un claro ejemplo de la situación en la que se encuentran los cauces de casi una veintena de ríos en Galicia por el riesgo de desbordamientos ante la acumulación de agua tras tres días de temporal en toda la comunidad gallega.

Imágenes del río Sil a su paso por O Barco tomadas ayer (izquierda) y hoy (derecha). LOC

Basta comparar la altura del caudal del Sil a su paso por O Barco para comprobar el efecto de las borrascas en este río.

El río Sil, a su paso por O Barco, este jueves. LOC

En apenas 24 horas, la crecida del caudal ha engullido la senda peatonal que discurre pegada al cauce y el agua ya llega al mismo borde del paseo que va en paralelo al río, separado del canal del Sil por una barandilla.

El río Sil, a su paso por O Barco, este viernes. LOC

VIGILANCIA

La Dirección Xeral de Emerxencias e Interior mantiene activo el plan especial ante el riesgo de inundación en Galicia (Inungal), en situación de alerta, ante posibles desbordamientos de los ríos Miño (en Lugo y a Peroxa); Azúmara, en Reguntille (Lugo); Louro (en O Porriño); Ladra, en Insua (Lugo); y Arnoia, en Baños de Mogas (Ourense). En la misma situación están el Labrada, a su paso por Fraga (en Lugo); el Mera, en Ortigueira (A Coruña); el Mendo (en Betanzos); el Tambre, en Oroso (A Coruña); el Furelos, en Santiso (A Coruña); y el Ulla, también en Santiso; el Lérez (en Pontevedra); el Oitavén, en Soutomaior (Pontevedra); el Rego das Mesas, en Valdoviño (A Coruña); y el Dubra-Tambre, en Val do Dubra (A Coruña).

Según la información recibida mediante los sistemas de control y seguimiento, al superar los límites establecidos, estos cursos presentan un crecimiento significativo de sus caudales, por lo que pueden a llegar a darse desbordamientos puntuales.

LAS LLUVIAS REMITEN

En todo caso, aunque todavía hay algunos cortes de vías, MeteoGalicia no mantiene activo ya en la comunidad ningún aviso por riesgo de viento, lluvia o nevadas, según la información que difunde su página web.

Si en la pasada jornada daba por superado "lo peor" del temporal, la entidad de control meteorológico apunta en su predicción para este viernes que las lluvias fuertes remiten.

Así, señalan que Galicia queda en esta jornada en una situación intermedia entre altas y bajas presiones, con un frente poco activo rozando la comunidad, de forma que el cielo estará nublado con chubascos ocasionales durante el día, algo más activos por la noche y más probables al norte. Además, las temperaturas experimentaron un ascenso notable de las mínimas y quedarán sin apenas cambios en las máximas. El viento soplará del noroeste, flojo en el interior y más intenso en la costa.