03 de marzo de 2018
03.03.2018
SADA

Los Franco trasladan a Meirás las esculturas del Pórtico de la Gloria que reclama Santiago

Los herederos del dictador deciden instalar las estatuas en el pazo que han puesto en venta por ocho millones. El portal inmobiliario destaca el valor de las piezas patrimoniales que atesora el inmueble en el mercado

03.03.2018 | 09:16
Las esculturas de Abraham e Isaac en la capilla del pazo de Meirás.

La familia Franco ha trasladado al pazo de Meirás las esculturas del Pórtico de la Gloria de la Catedral de Santiago que reclama judicialmente el Ayuntamiento. Las esculturas de Abraham e Isaac que realizó el Maestro Mateo en el siglo XII reposan ahora en la capilla de este Bien de Interés Cultural que los herederos del dictador acaban de poner a la venta por ocho millones en un portal inmobiliario. El anuncio incluye como reclamo la existencia de "detalles especiales" y valiosas "piezas arqueológicas".

La presencia de estas esculturas, que la familia atesoraba en la casa Cornide, es una de las novedades que deparó la primera apertura al público del pazo tras el anuncio de su venta. Sorprendentemente, el guía no hizo alusión alguna a las esculturas en su repaso a los elementos de valor de la capilla. Concentrado en los retablos, la disposición del templo y el sarcófago, pasó por alto los dos elementos más valiosos presentes en la estancia. "¿Y estas esculturas?", preguntó una visitante. "Son Abraham e Isaac", respondió escueto el guía el al tiempo que la tomaba del brazo para conducirla al exterior.

Las esculturas recalan en Meirás al término de la muestra sobre la obra de Mestre Mateo que acogió el Pazo de Xelmírez y tras exigir sin éxito el BNG medidas cautelares para evitar que volviesen a manos de los Franco. Su traslado al pazo se produce después de que un juez admitiese a trámite la denuncia del Concello de Santiago para recuperar estas esculturas, que fueron retiradas de la fachada de la Catedral durante las obras del siglo XVI y que pasaron a ser propiedad del Conde de Ximonde. Este noble se las vendió al Ayuntamiento de Santiago en 1948 por 60.000 pesetas a condición de que las piezas no saliesen del patrimonio municipal de Santiago de Compostela ni por enajenación, donación, concesión de depósito o cualquier otra figura. Pese a esta condición, las esculturas pasaron a ser propiedad de Franco, una cesión que no consta acreditada en ningún documento, destacó el alcalde de Santiago, Martiño Noriega. La Xunta, que apoya la reivindicación del Concello, ha iniciado el proceso para declarar BIC las piezas.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
El próximo lunes, a las 21.00, se disputa el Deportivo - Granada y en LA OPINIÓN te invitamos a Riazor. Responde a nuestras preguntas y gana 2 entradas en Tribuna para ver el partido. Sorteamos 2 premios.

GALICIA EN VINOS

Galicia en Vinos

Todos los vinos de Galicia

Consulta aquí todos los vinos de las cinco denominaciones de origen de Galicia
 


esquelasfunerarias.es