19 de mayo de 2018
19.05.2018
OLEIROS

La Xunta iniciará en junio la expropiación para conectar la vía ártabra con la AP-9

Infraestruturas prevé licitar a continuación las obras y ocupar los terrenos en julio - El coste de las expropiaciones se estimó inicialmente en 1,4 millones

19.05.2018 | 01:26
Apertura del último tramo de la ártabra entre Veigue y Lorbé, en abril del año pasado.

La Consellería de Infraestruturas confirmó ayer que el mes que viene iniciará el trámite de expropiación de los terrenos necesarios para ejecutar el enlace de la vía ártabra con la autopista AP-9, una de las grandes demandas del área metropolitana. El siguiente paso será ya la licitación de las obras de construcción. En julio se prevé que ya se ocupen los terrenos.

La conselleira, Ethel Vázquez, confirmó esta próxima licitación y expropiación ayer en la reunión que mantuvo en Santiago con el alcalde de Oleiros, Ángel García Seoane. Vázquez ya había asegurado hace unos meses que el Gobierno gallego estaba "volcado" con este proyecto y ya estaba muy adelantado, incorporando algunas alegaciones presentadas. También solicitarán un informe al Ministerio de Fomento.

En febrero de 2017 se expuso al público el proyecto de construcción de la conexión de la ártabra con la AP-9, que será un vial de 3,6 kilómetros de longitud con una velocidad máxima de 100 kilómetros por hora. La estimación que se hizo entonces del coste de las expropiaciones era de 1,4 millones de euros. Esta ocupación de terrenos afectará a Oleiros, Sada y sobre todo a Cambre.

En el proyecto a exposición pública el año pasado se fijaba como fecha de puesta en servicio el año 2020, con una estimación de unos 16.000 vehículos diarios en circulación por la nueva infraestructura en el peor de los casos y de 26.000 en el mejor.

Esta nueva vía incluirá un enlace con la AC-221, la carretera entre Nós y Cecebre, y también una conexión con el polígono industrial de Espíritu Santo mediante una glorieta. También se ejecutará un carril auxiliar para hacer posible el acceso directo desde el parque empresarial en sentido norte, hacia Lorbé.

El Ministerio de Fomento también solicitó a la Xunta la realización de una auditoría de seguridad vial y un análisis profundo a largo plazo del tráfico así como del ruido que se generará sobre la carretera Nacional VI. Respecto a dónde se ubicará el acceso en Cambre la Xunta ya indicó que apostaba por A Gándara mientras que Cambre defiende Cuatro Caminos por entender que tienen mucho menos impacto.

El tercer y último tramo de la vía ártabra, entre Veigue (Sada) y el puerto de Lorbé (Oleiros), aún se inauguró hace algo más de un año, en abril de 2017, después de mucho tiempo con esta última fase paralizada y después de que en 2012 se abriese al tráfico el primer tramo, entre Veigue y Meirás en Sada. Después se abrió la segunda fase, entre la N-VI en Coiro y Meirás en Sada (incluyendo la variante de Oleiros).

Una vez ejecutada esta conexión de la ártabra con la AP-9, obra sin la cual la primera vía no tiene sentido, quedaría el otro enlace que también se ha demandado desde hace años en el área metropolitana, unirla con la autovía A-6, algo que la Xunta ha descartado de momento.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

 



Elecciones Generales 2019

Domingo 10 de Noviembre de 2019, España

Congreso de los Diputados

esquelasfunerarias.es