01 de mayo de 2019
01.05.2019
La Opinión de A Coruña

Profesorado del Parga Pondal protestará por la falta de medidas ante los pinchazos

Realizarán el viernes una concentración ante el colegio tras carecer de noticias del Concello y no ser convocado el consello escolar tras los daños en sus vehículos

30.04.2019 | 20:34
Aparcamiento junto al pabellón Arsenio Iglesias donde aparcan los profesores del Parga Pondal.

Los profesores del colegio de Infantil y Primaria Parga Pondal de Santa Cruz realizarán este viernes 3 de mayo una concentración ante el recinto educativo en protesta por carecer de noticias del Concello de Oleiros desde que denunciaron públicamente, hace un mes, los ataques que sufren desde hace año y medio mediante pinchazos provocados en las ruedas de sus vehículos, que estacionan en el aparcamiento del pabellón Arsenio Iglesias.

La protesta se realizará en la entrada del colegio a las 08.45 horas durante quince minutos, con pancartas en las que reclamarán que se tomen medidas de forma urgente. Los docentes señalan que desde que dieron a conocer públicamente lo que sucedía, tras poner una veintena de denuncias ante la Policía Local y sufrir un accidente una profesora, no han vuelto a tener más casos de este tipo de vandalismo, por lo que apuntan que quizá la persona o personas que ponía clavos se "asustaron", al menos de momento.

La comunidad escolar sin embargo echa en falta que el Concello no haya hablado con ellos ni se haya convocado una reunión del Consello Escolar para debatir sobre este problema. Los profesores apuntaron a la instalación de cámaras en la zona del aparcamiento como mejor medida, pero sería necesario que el Ayuntamiento oleirense realizase los trámites y la instalación, por lo que mientras no se aplica esta solución, apuntan medidas "disuasorias" como la instalación de carteles de advertencia en la zona y "más presencia policial" en el entorno.

Tras conocerse lo que sucedía con los vehículos aparcados en este estacionamiento público, bastante oculto, al profesorado se le indicó como posible hipótesis que los clavos en las ruedas pudieron deberse a que existen muchas obras actualmente en el núcleo de Santa Cruz, lo que han rechazado ya que desde que hace un mes denunciaron la situación, no se han registrado más casos y las obras siguen en marcha, y además una profesora que lleva tiempo de baja, no ha vuelto a tener pinchazos en su coche (llevaba dos) a pesar de circular por las mismas calles, salvo que no aparca en este estacionamiento junto al pabellón.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
esquelasfunerarias.es