17 de enero de 2020
17.01.2020

Una veintena de alertas: inundaciones en casas, coches dañados y vías cortadas

Emergencias y una dotación de operarios municipales achicaron en la urbanización Pazo de Arenaza, donde se desatascó el río con ayuda de una grúa

16.01.2020 | 22:43
Una vecina intenta entrar en su coche en Perillo; Tubería sin poner junto al río Gándara, al límite; Bartolomé de las casas, con la calle inundada.

A media tarde de ayer el Grupo Municipal de Emergencias de Oleiros había recibido 16 alertas por inundaciones debido a las lluvias torrenciales que desbordaron ríos, anegaron bajos de viviendas y hasta cortaron calles.

Dos dotaciones con seis efectivos de Emergencias estuvieron trabajando ayer para achicar el agua y el Concello también movilizó al servicio municipal de obras.

El caso más grave, una vez más, fue en la rúa Miranda en la urbanización de chalés del pazo de Arenaza en Iñás, debido a la subida del nivel del río de San Pedro que afectó a los bajos de las casas (las viviendas están al borde del cauce). Aquí Emergencias y efectivos del Concello, con ayuda de una excavadora, trabajaron para desatascar el río, que se desbordó al tener ramas y otros obstáculos en su cauce.

La calle Bartolomé de las Casas en la parroquia de Nós quedó con hasta quince centímetros de agua, al juntarse el agua de un riachuelo con la que salía a borbotones de las alcantarillas, que se desbordaron. "Dos coches han quedado dañados en los bajos al intentar cruzar y tiene que venir una grúa a recogerlos", declaró un vecino, quien señaló que el desbordamiento de las pluviales se debía a que "la obra que empezaron hace un año y medio no la terminaron, quedó el tubo que tenía que pasar por debajo de la autopista sin poner, está allí tirado junto al rego de A Gándara".

En Perillo el agua también alcanzó hasta la portezuela de los coches aparcados en la calle en algunas zonas, entrando en el interior.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
esquelasfunerarias.es