El Concello iniciará hoy, 24 de enero, los trabajos para reconstruir la duna de la playa de Riazor que hace la función de contención del oleaje cuando el mar bate con fuerza en la ensenada coruñesa. Estudia, además, un nuevo diseño para que la barrera de arena sea más efectiva.

Medio Ambiente volverá a levantar la duna después de que esta haya resultado “dañada” en algunos puntos durante las alertas meteorológicas por los últimos temporales, en especial por la fuerza de las olas durante la semana pasada.

El Concello prevé que la reconstrucción de la duna de Riazor se prolongue durante unos cuatro días, aunque la duración de los trabajos dependerá de las condiciones meteorológicas de las próximas jornadas. Para estos trabajos se utilizará una retroexcavadora de gran capacidad con el fin de abrir un espacio entre el muro del paseo y la duna. La máquina también se empleará para subir la arena de la otra parte de la duna a su altura original. Además, se usarán tractores con pala para los extremos, y habrá operarios que velarán por la seguridad en la zona.