18 de febrero de 2020
18.02.2020
Hockey sobre patines | OK Liga

Otra vez a la carga

El Liceo recibe al Lloret de los hermanos Grau en su cuarto partido en diez días El objetivo es apuntalar la segunda plaza, con 14 puntos de ventaja y solo 18 en juego

17.02.2020 | 19:23
David Torres pasa por detrás de la portería perseguido por un jugador del Forte dei Marmi en el partido del pasado sábado en el Palacio de Riazor.

Prácticamente a ritmo de NBA. El Deportivo Liceo no tiene descanso y hoy vuelve a la carga (Palacio de los Deportes de Riazor, 21.00 horas) para recibir al Lloret en una nueva jornada de la OK Liga. Desde el pasado sábado 8 de febrero apenas han parado los verdiblancos. En esa fecha visitaron al Vic y ya se quedaron en Cataluña para enfrentarse el martes al Barcelona. Regresaron el miércoles y el sábado se midieron en casa al Forte dei Marmi. Hoy lo harán contra el conjunto gerundense, con la baja de Maxi Oruste, que cumple sanción por acumulación y entrará en su lugar en la convocatoria Nahuel Castro, del filial -argentino por argentino-; y el domingo, otra vez en su feudo, le tocará el turno al Voltregá (12.00 horas). Cinco partidos en quince días. Una media de casi uno cada tres. Un esfuerzo físico que al menos ya tuvo como recompensa la clasificación para los cuartos de final de la Liga Europea y que al final de la semana puede dejar asegurado el segundo puesto de la fase regular de la OK Liga.

Y es que la derrota en el Palau Blaugrana dejó la lucha por la primera posición prácticamente imposible. Ya son seis puntos los que separan al Liceo del Barcelona, que además ha entrado en modo imparable, con 19 victorias seguidas. Solo quedan seis jornadas, es decir, 18 puntos en juego, y los verdiblancos aventajan en 14 puntos a Igualada y Noia, sus más inmediatos perseguidores. Si los tres ganan hoy, la diferencia se mantendrá en 14 con 15 en juego. La segunda plaza ya sería virtualmente suya mientras que para que fuera matemáticamente tendría que espera a la derrota o empate de sus rivales, o a ganar también el domingo al Voltregá, donde sí que dejaría finiquitado el subcampeonato liguero.

El conjunto que dirige Juan Copa demostró el sábado una gran recuperación anímica al ser capaz de reponerse de la dolorosa derrota contra el Barcelona para, en un partido de alta tensión, imponerse al Forte dei Marmi italiano y sellar su billete a cuartos en la competición continental. En ese encuentro fueron protagonistas los hermanos Grau, Carles con sus continuas paradas y Marc, el pichichi verdiblanco y segundo de la liga con 28 tantos, por marcar el gol del triunfo. Hoy volverán a serlo porque de nuevo se vivirá el duelo inusual entre los cuatro hermanos. Carles y Marc por parte del Liceo, Lluis y Álex por la del Lloret. En la primera vuelta, el enfrentamiento cayó de lado de los verdiblancos por 1-3 a pesar de que Álex adelantara a los catalanes. Para ser iguales -son gemelos- Marc hizo el empate y ya en la segunda parte Roberto di Benedetto y Franco Platero sentenciaron.

Lo cierto es que la realidad de ambos equipos es opuesta. Si el Liceo es segundo y hasta hace una semana luchaba incluso por el liderato, el Lloret se encuentra inmiscuido en la pelea por evitar el descenso. El conjunto dirigido por Oriol Perarnau llega tercero por la cola, con 15 puntos, solo precedido por Taradell y Vic (12), pero después de conseguir una importante victoria en la última jornada contra el Voltregá (5-2), al que empató a puntos en la tabla. Su máximo goleador es David Plaza, con 11, seguido por los 9 de Álex Grau. En su último paso por el Palacio de los Deportes de Riazor, los gerundenses salieron goleados por 10-0. De hecho, no sacaron nada positivo de sus últimas cinco visitas: 5-0, 4-3, 4-3 y 8-1. En esta ocasión tendrá a su favor el factor cansancio del Liceo. De hecho, si para los verdiblancos este será su cuarto partido en nueve días, el Lloret no juega desde el pasado 8 de febrero, precisamente cuando sus rivales de hoy abrieron su maratón.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Buscador de deportes