Kiosco La Opinión de A Coruña

La Opinión de A Coruña

hockey sobre patines - OK Liga masculina

Pol Manrubia: “Voy a dejarme la piel por el Liceo”

“Era el mejor momento y el mejor lugar para seguir creciendo”, asegura el delantero

Juan Copa y Pol Manrubia, ayer en CSC. | // CARLOS PARDELLAS

Pol Manrubia (Bigues i Riells, 2000) siempre supo que algún día iba a vestir la camiseta del Liceo. No podía adivinar cuándo ni cómo, menos que sería teniendo contrato en vigor con el Benfica y que llegaría como cedido ya iniciada la temporada, pero el destino de A Coruña aparecía con frecuencia en su horizonte. “Siempre hemos estado en contacto, sobre todo con Juan Copa”, reconoce. Pero no fue hasta hace unos días cuando todos los astros se alinearon. Con los verdiblancos en plena reconstrucción. Y él, con seis jugadores extranjeros por delante en el conjunto luso, quedándose fuera de las convocatorias. “Creí que era el mejor momento y el mejor lugar para venir a seguir creciendo”, dice. También tenía el aval del que considera su hermano mayor, el coruñés y benfiquista Edu Lamas. “Me apoyó y me dijo que era una gran oportunidad, pero también que si me venía a A Coruña ya no me iba a querer marchar nunca más”, bromea y hace toda una declaración de intenciones: “Vengo a ganar cada partido que juegue con esta camiseta. Tengo mucha ambición de crecer y de darle muchas alegrías al Liceo, que es donde estoy ahora y por quien voy a dejarme la piel”.

Lleva desde el domingo en la ciudad y tres sesiones de entrenamiento junto a sus nuevos compañeros. “Arnau Canal y yo siempre hemos jugado el uno contra el otro —son de la misma generación, la de los nacidos en el año 2000— y con Sito Ricart coincidí en la selección española, pero ya los conocía a todos en general. Está siendo una semana muy buena, tengo unos compañeros muy agradables y me están acogiendo muy bien”, comenta aunque apunta a que el que tiene que hacer el esfuerzo por adaptarse es él: “En clubes grandes como este y como ya vengo acostumbrado del Benfica, no hay tiempo para la adaptación y tengo que ser yo quien me acople al sistema, pero Juan me está dando mucha libertad para que lo haga tranquilamente”. Jugará ya el domingo contra el Reus (Palacio de los Deportes de Riazor, 12.00 horas) —“con ganas de competir y conseguir los tres primeros puntos con el Liceo porque son importantes para la clasificación antes del parón”— y después podrá aprovechar el paréntesis en la liga de cinco semanas por la disputa de los World Roller Games para ponerse al día: “Me va a venir bien. Todos nos tenemos que ir juntando porque creo que hay un equipo con mucho potencial para hacer cosas muy bonitas. Además el sistema táctico de Juan me viene como anillo al dedo. Es un entrenador valiente, con un juego alegre y basado en el uno contra uno que a mí me va muy bien”.

El entrenador le da la razón. “Lo seguíamos desde hace tiempo por su gran proyección y su fichaje no se pudo dar antes, pero ahora llega en el momento oportuno para nosotros”, analiza Copa. “Nos hace mucha falta, viene a sumar, va a hacer mejor a sus compañeros y encaja por edad con el resto de los fichajes, pero aunque es joven ya viene con muchos kilómetros después de dos años muy buenos, uno en Noia y otro en el Benfica. Se va a adaptar muy bien”, añade. “Nos va a dar soluciones tácticas a la hora de sacar la bola porque tiene mucho patín y es muy bueno en el uno contra uno, además asiste y tiene gol. Nos va a dar más alternativas”, valora. Ahora, el técnico coruñés está obliga a hacer convocatorias para cada partido y a dejar a un jugador en la grada. “Estaban todos advertidos de que la plantilla no estaba cerrada, pero por el bien de todo. El año va a ser largo, estamos defendiendo títulos y para ser protagonistas necesitábamos a un jugador más”, dice. Él ya le está sacando partido. “Va a aumentar la competitividad, ya se notó esta semana. Porque si quieren jugar se lo tendrán que ganar en los entrenamientos”, concluye.

Compartir el artículo

stats