29 de agosto de 2018
29.08.2018

La plaga del mildiu se ceba con las cosechas de la patata, la uva y los cultivos de huerta

Los ataques de este hongo mermarán la producción de los viñedos hasta en un 60% y en un 20% en la horticultura - El sector critica la "ineficacia" de los fitosanitarios

29.08.2018 | 01:12
Uvas de la variedad Albariño afectadas por el mildiu en un viñedo.

El campo gallego aún se recupera del "año negro" que fue 2017 debido a la sequía y a las heladas y granizadas que arrasaron los viñedos y dejaron al ganado sin forraje para el invierno. Este año la ganadería ha vivido un ejercicio "normal" en cuanto al crecimiento de la hierba para pastos y para ensilado, aunque según el sindicato Unións Agrarias, no lo suficiente como para recuperarse de las pérdidas del año pasado. La falta de lluvia no es un problema para las cosechas de este año pero la combinación de elevada humedad y altas temperaturas favorecieron la extensión de la plaga del mildiu, un hongo que se ceba con los viñedos pero también con la patata y los cultivos de huerta y que empieza en las hojas pero puede suponer la pérdida parcial o total del fruto. Los ataques de esta enfermedad se han notado en las cinco denominaciones de origen de vino de Galicia, por lo que el sector teme que sea otro año de pérdidas y en este caso calculan una reducción de hasta el 60% en la producción de uva.

Algunos productores de patata ya empezaron este mes a recoger las patatas de temprano, aunque la mayor parte de la recolección se realizará a partir de mediados de septiembre. Es en esta primera tanda en la que más se notará el efecto de la plaga que se concentró sobre todo en la comarca coruñesa de Bergantiños y, en menor medida, en algunas parcelas de A Limia, en Ourense. Desde el Consello Regulador da Denominación Específica Pataca de Galicia apuntan que las altas temperaturas de agosto, con bastantes jornadas por encima de los 30 grados, han permitido superar este problema pero advierten de que se pueden registrar aún hasta la recolección condiciones adversas -valores más suaves y precipitaciones- que malograrían parte de la producción debido a nuevos ataques del mildiu.

Otra de las variedades del mildiu -el larvado- también daña muchos de los cultivos de la huerta, desde pimientos a tomates o cebollas. Se trata de un tipo "muy agresivo" que "en menos de dos días puede estropear toda una cosecha", alerta el responsable de Agricultura y Producción Extensiva de Unións Agrarias, José Ramón González, quien estima que la horticultura gallega -en especial en el área coruñesa y zonas de Lugo- este año se puede ver mermada en un 20% de media su producción. En este sentido, insta a exigir responsabilidades a los fabricantes y comercializadores de productos fitosanitarios. "No funcionan porque no es normal que a dos días de aplicar el producto se pierda gran parte de la producción por un ataque de la plaga", explica González.

Otra de las plagas más importantes que ha colonizado casi toda Galicia es la avispilla del castaño. Desde que se detectó en 2014 ya se extendió al 90% de las plantaciones en la comunidad, la primera en producción de castañas de España. A los productores les "asusta" la rápida evolución de la enfermedad y auguran que "lo peor está por venir" si no llueve en los próximos meses. Aunque la Xunta ha reforzado la lucha contra este insecto con la suelta del parásito Torymus Sinensis, desde el Consello Regulador de la Indicación Xeográfica Protexida Castaña de Galicia calculan que la plaga dejará pérdidas del 30%.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Elecciones Generales 2019

Domingo 10 de Noviembre de 2019, España

Congreso de los Diputados