La tragedia sacudía Ourense a primera hora de esta mañana. Dos mujeres morían en un incendio en la calle Manuel Lago, en Covadonga. El fuego se desató en la vivienda de una de ellas, Valentina C. D. , de 71 años y trabajadora del servicio de ayuda a domicilio. Con ella se encontraba su amiga Edilma, natural de Brasil de 50 años, y que se encontraba pasando unos días en la ciudad con motivo de las vacaciones de Navidad. En breve Valentina esperaba también otra visita especial, la de su hijo y su nuera, que preveían viajar desde Santo Domingo (República Dominicana) para presentarle a su nieta.

Pero el verdadero sueño de la propietaria del 3-G era jubilarse en breve para poder regresar a su país y continuar allí su vida. Por el momento se desconocen las causas que desencadenaron el incendio que truncó su vida sobre las 7:30 horas de esta mañana.

Fueron varios los particulares que contactaron con el 112 Galicia para dar la voz de alerta. Desde el servicio de emergencias se movilizó a los Bomberos de Ourense, Policía Loca y Nacional y Urgencias Médicas.

Las llamas obligaron también al desalojo de estos pisos de protección oficial de la Xunta habitados desde hace pocos años. A media mañana el resto de los inquilinos pudieron regresar a sus domicilios.