27 de septiembre de 2018
27.09.2018
La Opinión de A Coruña
OLEIROS

La Xunta dice que el comedor del Valle Inclán queda para 2019 por demorar el Concello la licencia

Educación dice que solicitó en junio el permiso para completar la obra que inició en 2016 y que el Ejecutivo local no se lo dio hasta el pasado lunes

27.09.2018 | 01:41

El alcalde de Oleiros, Ángel García Seoane, explicó que el pasado lunes día 24 el Ayuntamiento de Oleiros otorgó licencia a la Consellería de Educación para "completar" la obra pendiente del comedor escolar del colegio de Infantil y Primaria Valle Inclán de Perillo. La Xunta no obstante explicó ayer que ya no podrá ejecutar las obras hasta el año que viene debido al retraso del Concello en otorgar dicha licencia.

La Consellería de Educación aseguró que solicitó licencia a Oleiros el pasado mes de junio y el Concello no se la dio hasta este lunes, ya con el curso escolar comenzado. Al no poder ejecutar las obras en verano, cuando los niños no tienen clase, Educación opta por ejecutar esta actuación el año que viene.

Los trabajos que tiene que realizar la consellería son la continuación de los que hizo en 2016, cuando cubrió una parte del patio para cubrirlo, cerrando por los lateras, y construir un comedor, el primero de este centro escolar. Sin embargo solo hizo una primera fase de la obra por lo que a día de hoy parte de los niños van al comedor nuevo y la otra parte siguen en el viejo galpón, el módulo prefabricado que lleva años en uso.

La segunda fase de la actuación, la que la Xunta asegura que se realizará el año que viene, incluye el traslado de la cocina a las nuevas dependencias y finalizar el comedor para que quepan todos los escolares.

El centro educativo cuenta con un comedor escolar que gestionan los padres, y que tiene cocina propia, no cátering, con la que los progenitores están satisfechos. Este centro tiene un gran número de alumnos.

Este año un total de 230 acuden al comedor escolar y un total de 22 se quedaron en la lista de espera ante la alta demanda (alumnos de todos los cursos, sobre todo de tercero de Primaria, pero también de primero, segundo, cuarto y quinto y un niño de cuarto de Infantil). La mayoría se quedaron fuera por falta de plaza mientras que diez fue a causa de presentar la solicitud fuera de plazo.

Perillo es una de las parroquias con más incremento de población y repercute en la matrícula del centro educativo, que crece cada año.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
esquelasfunerarias.es