Un vecino de Bergondiño, Manuel Fraga Ríos, festejó el pasado día de Navidad sus cien años de vida rodeado de toda su familia y con la visita de la alcaldesa de Bergondo, Alejandra Pérez. Manuel Fraga nació en Coirós y trabajó en el servicio de mantenimiento de la empresa Arias durante muchos años. Tiene tres hijos, cuatro nietos y tres biznietos. Aunque vivía en A Coruña, tras la pandemia se trasladó a la vivienda de uno de sus hijos en Bergondiño. La alcaldesa entregó al centenario una bandeja de vidrio artesanal y un centro de flores de Pascua como regalo.