20 de diciembre de 2018
20.12.2018

Naufragio en Galicia | Dos golpes de mar, detrás del naufragio del Sin Querer Dos

Las declaraciones de los supervivientes, 4 dados de alta y 3 en observación, apunta a esa hipótesis

20.12.2018 | 16:33
Naufragio en Galicia | Dos golpes de mar, detrás del naufragio del Sin Querer Dos

Dos golpes de mar consecutivos podrían estar detrás del hundimiento ayer del Sin Querer Dos, que dejó tres fallecidos y un desaparecido. Esa es la hipótesis con la que trabajan los investigadores, a partir de las declaraciones de los supervivientes, según explicó esta mañana el delegado del Gobierno en Galicia, Javier Losada.

El primer embate habría movido unas redes, que se engancharon en las hélices. Eso hizo que se detuviese el barco, que momentos después sufrió un segundo golpe de mar que lo habría volcado. Ayer cundía la extrañeza porque le ocurriese este accidente a una embarcación bien preparada y a una tripulación experimentada.

En cuanto a los sobrevivientes, los cuatro de Cambados y de Portonovo recibieron el alta hospitalaria, mientras que los dos senegaleses siguen en observación en el Hospital de Cee.

En la misma línea, ha señalado que no hay información fiable acerca de qué pudo pasar con el marinero que permanece desaparecido, Guillermo Casais, ya que algunos tripulantes "lo vieron que se hundía, por las botas que llevaba puestas", aunque podría haber quedado a merced "de las corrientes".

Según ha añadido, "ahora la prioridad" es buscar a ese marinero que sigue desaparecido, y para ello se mantiene el operativo, conformado por efectivos marítimos y aéreos de Salvamento, Xunta, Guardia Civil y la Armada.

Comisión de investigación

Por otra parte, el delegado ha confirmado que ya se ha puesto en marcha la comisión para investigar el naufragio y que serán los técnicos los que determinen --una vez que se localice al desaparecido o que se suspendan las labores de búsqueda-- cuándo se debe reflotar el barco hundido.

Por su parte, el patrón mayor de Portonovo --puerto base del barco--, Juan José Besada, incide en que "el caso es muy extraño", tanto por "las circunstancias del mar como porque el barco estaba en perfecto estado". A su salida del pleno extraordinario celebrado en el municipio de Sanxenxo, en el que se ha guardado un minuto de silencio y se ha decretado un día de luto, Besada ha apuntado que habló con familiares de supervivientes que están en "estado de shock", ya que "vieron morir a sus compañeros", mientras el barco "se fue al fondo muy rápido".

Incide en que por ahora tan solo hay "especulaciones" sobre las causas, si bien se apuntan hipótesis como un golpe de mar. Y es que es "muy extraño", dado que el barco "estaba en ruta de vuelta", pero con ese tiempo "podía estar trabajando tranquilamente" si quisiera.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook