Kiosco

La Opinión de A Coruña

Dirigirá a la Sinfónica de Galicia hoy en María Pita

José Trigueros: “El concierto de María Pita es el más importante de todo el año para los músicos de la orquesta”

“El programa de este concierto está conformado por fragmentos de obras que se van a interpretar durante la próxima temporada”

José Trigueros y la Orquesta Sinfónica de Galicia, ayer, durante su ensayo en María Pita. Víctor Echave

La Orquesta Sinfónica de Galicia inaugura esta noche la Semana Clásica de las fiestas de María Pita bajo la batuta del director asociado de la formación, José Trigueros. La actuación tendrá lugar en el escenario de la plaza a las 21.00 horas y el acceso es gratuito. Harán gala de un programa clásico, pero familiar para todo tipo de públicos con el fin de encandilar desde los espectadores más habituales del palacio de la Ópera a los oídos más ocasionales. Esta actuación servirá como previa para los músicos de cara a la nueva temporada.

¿Qué repertorio va a presentar con la Sinfónica esta noche en la plaza de María Pita?

El programa de este concierto está conformado por fragmentos de obras que se van a interpretar durante la próxima temporada de la Orquesta Sinfónica de Galicia. La campaña llevará por título Imprescindibles, porque incluye una lista de obras y compositores muy importantes en el género orquestal. En María Pita haremos una muestra de lo que está por venir con fragmentos muy reconocibles para todo el mundo.

¿Qué compositores sonarán en este conciertos?

Hay algunos muy famosos como Tchaikovsky, Beethoven o Brahms. Después, hay otros que quizá por nombre no son tan sonados para el gran público, pero que tienen melodías muy conocidas. Quizá non saben quién es Smetana, ni que es el autor de El Moldava. Puede ser que no conozcan ese dato, pero nada más escucharla, la reconocen porque es una de las más célebres del repertorio. Pasa lo mismo con Edward Elgar, un compositor inglés del cual tocamos un adagio que también tiene mucho renombre. De modo que todo el repertorio será bastante conocido para el público.

La Orquesta Sinfónica será la primera en actuar este año en la plaza de María Pita. ¿Qué significa para la formación ser los responsables de abrir la Semana Clásica?

El concierto de María Pita es el más importante de todo el año para los músicos de la Orquesta Sinfónica. Es en el que salimos a la calle y podemos actuar para una plaza abarrotada.

¿Actuar en un escenario al aire libre requiere una preparación especial tanto de los instrumentos como de los músicos?

En este caso, la preparación especial que supone el concierto en María Pita es la microfonía. Amplificar una orquesta de 70 u 80 músicos siempre complejo porque no es sencillo captar correctamente el balance entre todas las secciones y, a la vez, que suene con calidad. Esto requiere un trabajo técnico detrás con ensayos, como el de este viernes, para que todo esté a punto de cara al concierto.

La Semana Clásica es un evento habitual en las fiestas de María Pita. ¿Considera que es una iniciativa necesaria para reivindicar la música clásica en la ciudad?

Sin duda. Es impresionante porque el concierto es a las 21.00 horas. Y otros años cuando llegas más de una hora antes ya ves que la mitad de las butacas están ocupadas. La gente va con mucha antelación a reservar su sitio para tener una buena localidad y poder disfrutar del concierto en una buena posición. Eso dice mucho de la fidelidad de nuestro público y del interés de la ciudad por la cultura. Por la música en general, y por la clásica, en particular. Salir al escenario y tener a 7.000 u 8.000 personas dispuestas a escuchar composiciones de Beethoven o Tchaikovsky es una imagen maravillosa de A Coruña.

¿Es una manera de aproximarse al público menos habitual?

Por supuesto. A la plaza acuden los abonados habituales de la Orquesta Sinfónica, pero también otros espectadores que no están tan acostumbrados a acudir a esta clase de conciertos ni a escuchar este tipo de música. En muchos casos sirve para captarlos y hacer que se conviertan en abonados o en público habitual del Palacio de la Ópera. Por ese motivo, a la hora de escoger el repertorio siempre buscamos piezas de calidad, pero que a la vez resulte ameno para el público más general, no tanto para los aficionados más acérrimos a la música clásica. Ese público más general quizá tenga interés en nosotros a partir del concierto de María Pita porque funciona como un gran gancho.

¿Cómo va a afrontar la Orquesta Sinfónica la nueva temporada que se avecina?

Nos encontramos con ilusión. Y también con mucha tranquilidad. Estas dos últimas temporadas han sido una pesadilla por la pandemia. Primero, por el paro total en la primera ola de COVID. Y luego, con la incertidumbre de cómo volver a tocar, con mascarillas, con distancias de seguridad, con limitaciones tremendas de aforos. Hemos pasado una época muy negativa y ahora, por fin, afrontamos la temporada con total normalidad. Por eso estamos ilusionados.

¿Y usted personalmente?

Con la misma sensación de ilusión. Cada vez siento más exigencia por parte de la orquesta, como debe ser. Por eso estoy emocionado de poder cumplir con mi función de director asociado.

Compartir el artículo

stats